Expertos en Reino Unido abordan la naturaleza de la Psicosis desde una perspectiva psicológica


La Sociedad Británica de Psicología (BPS-British Psychological Society), a través de su División de Psicología Clínica, ha publicado una actualización de su guía publicada en 2014, bajo el título "Comprender la Psicosis y la Esquizofrenia: por qué las personas, en ocasiones oyen voces, creen cosas que otros consideran extrañas o parecen estar desconectados de la realidad, y qué puede ayudarles (Understanding Psychosis and Schizophrenia: Why people sometimes hear voices, believe things that others find strange or appear out of touch with reality, and what can help).

La guía, publicada una semana después de que el Gobierno Británico anunciara una revisión de la legislación vigente sobre Salud Mental, ofrece una visión general comprensible del estado actual de la cuestión, y sus conclusiones, según los autores, tienen profundas implicaciones en la forma de entender la "enfermedad mental".

Esta nueva versión revisada incluye enmiendas relativas a los problemas específicos que experimentan las personas de comunidades negras y minorías étnicas en relación con la psicosis, y aborda también la asociación entre la psicosis y la desigualdad social en general.

Tal y como se indica en el informe ejecutivo, el presente documento describe una perspectiva psicológica de las experiencias comúnmente identificadas como psicosis, o, en ocasiones, esquizofrenia, y se complementa, a su vez, con otros informes paralelos sobre trastorno bipolar y depresión.

A continuación, recogemos las principales conclusiones de la Guía actualizada:


Escuchar voces o sentirse paranoide son experiencias comunes que, a menudo, pueden ser una reacción a determinadas situaciones vitales: trauma, abuso, negligencia, acoso o racismo. Considerarlos síntomas de enfermedad mental, psicosis o esquizofrenia, es sólo un modo de definirlos, que tiene sus ventajas e inconvenientes.

No existe una línea divisoria clara entre la "psicosis" y otros pensamientos, sentimientos y creencias: la psicosis puede entenderse y tratarse en los mismos términos que otros problemas psicológicos, como la ansiedad o la timidez. En los últimos veinte años, se han logrado avances significativos, tanto en la comprensión de la Psicología de estas experiencias como en la búsqueda de ayudas eficaces.

Algunas personas encuentran útil pensar que tienen una enfermedad. Otros prefieren considerar sus problemas como un aspecto de su personalidad al que no quieren renunciar, si bien algunas veces puede ocasionarles dificultades.

En algunas culturas, la experiencia de escuchar voces es muy valorada.

Cada experiencia personal es única:
los problemas o las maneras de lidiar con ellos, difieren entre las personas.

En muchas personas, experiencias como escuchar voces o la presencia de delirios de persecución, pueden ser breves. No obstante, aquellas que las experimentan de un modo más continuo, frecuentemente llevan una vida feliz y exitosa.

Es un mito que las personas que tienen estas experiencias son propensas a la violencia. Lamentablemente, ciertos estereotipos negativos pueden provocar conductas discriminatorias en los servicios de salud mental. En este sentido, el informe resalta la discriminación por motivos de raza, principalmente entre la población negra.

Las terapias psicológicas, como la terapia cognitivo-conductual (TCC), han evidenciado ser muy útiles para muchas de estas personas. En Reino Unido, el Instituto Nacional de la Excelencia para la Salud y la Atención (National Institute for Health and Care Excellence, NICE) recomienda que a todas las personas que cuentan con un diagnóstico de psicosis o esquizofrenia, se les debe ofrecer Psicoterapia. Por el contrario, la realidad actual es completamente diferente: la mayoría no pueden acceder a este tipo de intervenciones, una situación "escandalosa", en palabras de los autores del informe.

En términos más generales, es vital que los servicios sanitarios ofrezcan a las personas la oportunidad de hablar en detalle sobre sus experiencias, y de darle sentido a aquello que les ha sucedido. A pesar de la importancia de este requisito, los autores de este informe subrayan su sorpresa por lo poco que se cumple. A este respecto, manifiestan que "los profesionales no deben insistir en que las personas acepten un marco de comprensión determinado, como por ejemplo, que sus experiencias son síntomas de una enfermedad".

Muchos individuos consideran que la medicación "antipsicótica" puede ayudarles a reducir la frecuencia de estas experiencias, así como su intensidad y angustia percibida. Sin embargo, no existe evidencia de que este tipo de tratamiento corrija alguna alteración biológica subyacente. De hecho, la evidencia actual sí ha puesto de relieve los riesgos significativos que conlleva la medicación con antipsicóticos, especialmente cuando se da un consumo a largo plazo.

La Sociedad Británica de Psicología señala la necesidad de implementar un cambio radical en los servicios sanitarios, así como la trascendencia de invertir en prevención, adoptando medidas para reducir el abuso, la privación y la desigualdad.

La guía puede descargarse desde la página Web de la BPS, o bien directamente a través del siguiente enlace:

Understanding Psychosis and Schizophrenia

fuente: infocop
--
Puedes ver más artículos relacionados aquí

Si necesitas ayuda con un  Psicólogo estamos en Granollers y Barcelona
--
Jaume Guinot
Psicòleg col·legiat 17674

625 659 811  - Atenció 24h info@psicologiagranollers.com
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adults - Teràpia de parella  Psicopedagogia - Logopèdia - Coaching - Sexologia - Psicologia Forense 

[Web] www.psicologiagranollers.com
[Blog] psicologiagranollers.blogspot.com
[Twitter] @psicogranollers
[Facebook] www.facebook.com/PsicoGranollers

Plaça Arts 10 - 08401 Granollers

Diferencias en la percepción de la calidad de vida entre niños y adultos con Síndrome de la Tourette, según un estudio


El síndrome de Gilles de la Tourette y otros trastornos por tics crónicos son trastornos del desarrollo neurológico caracterizados por la presencia de tics y/u otros problemas asociados. Si bien la evidencia indica que estas condiciones pueden afectar la calidad de vida de las personas afectadas, el alcance de su impacto a lo largo del ciclo vital es poco conocido.

Con esta introducción, se presenta el estudio The effects of Gilles de la Tourette syndrome and other chronic tic disorders on quality of life across the lifespan: a systematic review (Los efectos del síndrome de Gilles de la Tourette y otros trastornos por tics crónicos sobre la calidad de vida a lo largo del ciclo vital: una revisión sistemática), cuyo objetivo es el de evaluar de forma exhaustiva los efectos de estas condiciones sobre la calidad de vida en diversos grupos de edad.

El estudio, llevado a cabo por investigadores de Reino Unido, consiste en una revisión sistemática de la literatura publicada sobre este ámbito. A este respecto, diferentes estudios clínicos y comunitarios ponen de relieve cómo el Síndrome de la Tourette (ST) se asocia con otros problemas, tales como el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), ansiedad y trastornos afectivos en alrededor del 90% de los pacientes (Cavanna et al., 2009, Robertson MM, 2000, Khalifa et al., 2005, y Mol Debes NM et al., 2008).

Asimismo, la calidad de vida percibida es peor en las personas con un diagnóstico de ST y de trastorno por tics crónicos (Smith, H., 2015; Hassan, N., 2012). De forma específica, algunos estudios han revelado que la presencia de problemas conductuales comórbidos puede estar asociada con una calidad de vida más baja, principalmente en los niños (Cavanna et al., 2013).

Atendiendo a los datos que se desprenden de las diferentes investigaciones, los autores de este estudio, han detectado un profundo impacto del ST y el trastorno por tics crónicos sobre la calidad de vida de las personas, cuya percepción varía significativamente con la edad, en paralelo con el curso natural de los síntomas específicos de estos trastornos.

A continuación, recogemos algunas de las conclusiones halladas tras la revisión de los estudios, estructuradas en función de los diferentes aspectos de la calidad de vida que se ven comprometidos:

Aspectos físicos

Como resultado directo de la gravedad de los tics, las personas pueden reportar dolor y lesiones. Los resultados de la Encuesta de Impacto del Síndrome de Tourette (Tourette Syndrome Impact Survey), un estudio en el que participaron niños y adultos diagnosticados con este Síndrome y otros trastornos por tics crónicos, mostraron que la mayoría de los encuestados revelaron que, al menos un tic, causó dolor o daño físico (64 y 60%, respectivamente), una consecuencia que correlacionaba significativamente con la gravedad del mismo (Conelea et al, 2013).

Se ha observado también que los síntomas comórbidos de TDAH y TOC pueden afectar a los aspectos físicos de la calidad de vida, especialmente en los niños (Bernard, BA., 2009; Eddy, CM., 2011).

Los hallazgos preliminares generales de algunos estudios sugieren que la percepción de la calidad de vida está más fuertemente ligada a la salud física en los niños (Cavanna, AE., et al., 2008; Cavanna, AE., et al., 2013).

Aspectos emocionales

El bienestar emocional es un componente psicológico importante de la calidad de vida. La ansiedad, los sentimientos de frustración, la desesperanza y el bajo estado de ánimo son reportados comúnmente por pacientes con Síndrome de la Tourette u otros trastornos por tics crónicos y parecen ser de origen multifactorial (Schrag A, 2006; Jalenques, I., et. al, 2012).

En general, los síntomas psicológicos han demostrado ser uno de los determinantes más importantes de la calidad de vida (Lewin, AB., et al., 2011), especialmente durante la transición a la edad adulta (Cavanna, AE., et al., 2008; Cavanna, AE., et al., 2013).

Aspectos ocupacionales

Los datos muestran un impacto negativo de estos trastornos en el entorno laboral en la edad adulta. En el caso de los niños, es el entorno escolar el que se ve afectado, concretamente, debido a la presencia de problemas conductuales comórbidos, y especialmente de TDAH (Storch, EA., et al., 2007; Bernard, BA., et al., 2009; Cavanna, AE. et al., 2013).

Aspectos sociales

Las relaciones con la familia y los amigos son componentes clave del dominio social de la calidad de vida. De forma específica, el funcionamiento saludable de la familia ha sido reconocido como parte integral de la estabilidad social y emocional a largo plazo en niños con ST (Carter, AS., et al. 2000).

Algunos estudios han mostrado cómo algunos niños se sienten responsables de las discusiones en la familia (Pringsheim, T., et al., 2009; Eddy, CM., et al., 2011). Asimismo, los pacientes de todas las edades reportan una mayor interferencia de estos trastornos en las relaciones sociales entre iguales y entre familiares (Conelea., CA, 2011; Conelea., CA, 2013).

Como resultado de los problemas en el ámbito social, se identifican síntomas comórbidos de depresión, labilidad emocional y ansiedad, todos como características del ST y otros trastornos por tics crónicos (Lewin, AB., et al., 2011; Rizzo R, et al., 2014).

Aspectos cognitivos

Los problemas de concentración, olvidos e incapacidad para completar tareas importantes abarcan el ámbito cognitivo de la calidad de vida. Curiosamente, la mejora que se observa en los síntomas comórbidos del TDAH con la edad, parece influir de forma más significativa en el ámbito ocupacional que en los aspectos cognitivos de la calidad de vida (Haddad, AD., et al., 2009).

La encuesta de Impacto anteriormente mencionada pone de relieve una correlación significativa entre la gravedad del tic y el área cognitiva (Conelea, CA., et al., 2013). Por otra parte, los estudios realizados indican que la percepción de la calidad de vida puede estar profundamente afectada por factores cognitivos en la edad adulta, más que en la infancia (Cavanna, AE., et al., 2008; Cavanna, AE., et al., 2013).

Síntomas obsesivos
Algunos estudios han revelado el impacto de los comportamientos repetitivos y síntomas comórbidos del TOC en la percepción general de la calidad de vida (Cavanna, AE., et al., 2008; Cavanna, AE., et al., 2013), un impacto que va decreciendo desde la infancia hasta la edad adulta, posiblemente debido al desarrollo paulatino de estrategias de afrontamiento más eficaces (Rizzo, R., et al., 2012, Cavanna, AE., et al., 2012).

Los autores concluyen señalando que la calidad de vida puede ser percibida de manera diferente por niños y adultos, y que estas diferencias sugieren que un enfoque adaptado podría ser la estrategia más fructífera para el manejo del ST y otros trastornos por tics crónicos durante toda la vida.

Fuente: European Child & Adolescent Psychiatry

--
Puedes ver más artículos relacionados  aquí
Si necesitas ayuda con un  Psicólogo estamos en Granollers y Barcelona
--
Jaume Guinot
Psicòleg col·legiat 17674

625 659 811  - Atenció 24h info@psicologiagranollers.com
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adults - Teràpia de parella  Psicopedagogia - Logopèdia - Coaching - Sexologia - Psicologia Forense 

[Web] www.psicologiagranollers.com
[Blog] psicologiagranollers.blogspot.com
[Twitter] @psicogranollers
[Facebook] www.facebook.com/PsicoGranollers

Plaça Arts 10 - 08401 Granollers

Los beneficios de la evaluación y la intervención psicológicas en la prevención de autolesiones


El elevado coste que conllevan algunas enfermedades, podría reducirse si se prestara más atención a la prevención o mejora de los factores que subyacen a las mismas.

Así lo afirma un artículo de revisión publicado en la revista The Lancet Psychiatry, bajo el título How should cost-of-illness studies be interpreted? (¿Cómo deberían interpretarse los estudios de coste de enfermedad?), donde se abordan los resultados de diferentes estudios, relativos al análisis de los costes hospitalarios de atención médica y psiquiátrica en pacientes con autolesiones, así como las intervenciones más eficaces para prevenir nuevos intentos.

El artículo advierte del incremento de episodios autolesivos tratados anualmente en los hospitales británicos, estimado en más de 200.000, según un estudio llevado a cabo en Reino Unido, y publicado por The Lancet el pasado mes de septiembre (Tsiachristas et al, 2017).

Para los autores de dicho estudio, contar con una información exacta sobre los costes de las autolesiones, es un requisito previo esencial para valorar la rentabilidad de diferentes acciones, incluyendo la evaluación psicosocial y las terapias psicológicas.

Para tal fin, realizaron un análisis retrospectivo, analizando el uso de recursos hospitalarios y los costes de atención en 1623 casos de autolesiones por parte de 1140 pacientes del Hospital John Radcliffe en Oxford, entre abril de 2013 y marzo de 2014. A razón de los datos obtenidos, los autores estimaron que el coste hospitalario promedio de cada episodio autolesivo era de 809 libras esterlinas (unos 912 euros). Extrapolando esta cifra a todo Reino Unido, los costes hospitalarios totales serían de, aproximadamente, 162 millones anuales (lo que equivaldría a 182 millones de euros). Según concluye el estudio, el coste estimado para el Sistema Nacional de Salud británico sería de 51 millones de libras (unos 57 millones de euros), si se incluyera la evaluación psicológica en los casos de autolesiones, tal y como recomienda el NICE para el abordaje del comportamiento autolesivo.

El artículo insiste tanto en la importancia de la prevención de las autolesiones -no sólo por su gravedad en sí mismas, sino también por asociarse con un mayor riesgo de suicidio (Hawton et al., 2017)-, como en la trascendencia de determinar el tipo de intervención que debe realizarse. A este respecto, pone de relieve dos estudios cuyas conclusiones son más que relevantes: una revisión sistemática y metaanálisis de intervenciones psicosociales, que evidencia la eficacia de la terapia cognitivo-conductual en pacientes adultos que han llevado a cabo un episodio autolesivo (Hawton et al., 2016) y un ensayo aleatorio controlado sobre una intervención psicológica breve a personas ingresadas tras autolesionarse, que halló cierta evidencia –aunque no significativa-, de la utilidad de este tipo de intervención para reducir el número de episodios de autolesiones (O'Connor et al., 2017).

El texto hace referencia nuevamente al estudio de Tsiachristas et al. (2017), para afirmar que el elevado coste que conllevan algunas enfermedades, podría reducirse si se prestara más atención a la prevención o mejora de los factores que subyacen a las mismas. En sus datos, encontraron que no a todos los pacientes que acudieron a urgencias por autolesiones, se les realizó una evaluación psicológica (sólo al 75%), pese a que, tal y como recuerdan, el NICE recomienda que esta evaluación se realice a todos, al ser, según la evidencia disponible, una parte importante en la atención a las personas que han presentado autolesiones.

El artículo concluye poniendo de manifiesto la importancia de los resultados en torno a los costes específicos de las autolesiones obtenidos en el estudio mencionado, si bien debe tenerse en consideración el riesgo de centrarnos únicamente en el análisis de los costes, que podría suponer un desvío de la atención de los beneficios que se obtienen de los recursos dedicados al cuidado de la salud.

El estudio se puede descargar desde la página Web de The Lanchet o bien directamente a través del siguiente enlace: Kennelly, B. (2017) How should cost-of-illness studies be interpreted? Lancet Psychiatry online 

fuente: infocop

--
Si necesitas ayuda con un  Psicólogo estamos en Granollers y Barcelona
--
Jaume Guinot
Psicòleg col·legiat 17674

625 659 811  - Atenció 24h info@psicologiagranollers.com
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adults - Teràpia de parella  Psicopedagogia - Logopèdia - Coaching - Sexologia - Psicologia Forense 

[Web] www.psicologiagranollers.com
[Blog] psicologiagranollers.blogspot.com
[Twitter] @psicogranollers
[Facebook] www.facebook.com/PsicoGranollers

Plaça Arts 10 - 08401 Granollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias