Culpa vs Responsabilidad

Mucho se habla de la diferencia entre Culpa y Responsabilidad, sin embargo, en el uso del lenguaje y en la forma de vivir las emociones y sentimientos, la diferencia sigue siendo casi inexistente. Te invito a interiorizar este conocimiento, y así construir, fuerte y saludablemente, nuevos conceptos y formas

Me gustaría iniciar con un chiste que circula entre profesionales de la salud mental:

El Psicólogo a su paciente: "De manera que llevo 10 años tratándole a usted de un complejo de culpabilidad, ¿Y todavía se siente usted culpable por semejante tontería? ¡Debería usted avergonzarse de si mismo!".

Se lee chistoso, pero quizá, se lee más como un absurdo, sin embargo, aunque parezca de esta forma, la culpa se mueve bajo las mismas esferas. Recientemente, las tendencias han marcado fervientemente la diferencia entre culpa y Responsabilidad, especialmente el humanismo se ha encargado de la difusión de estos términos, pero me gustaría iniciar por analizar un poco ¿Cómo es el mundo, que nace la necesidad de enfatizar la diferencia?

Nuestro contexto se ha visto sumergido durante siglos, en un ambiente plagado de culpas, que arriesgándome a la controversia, pienso que no surgieron con una intensión dolosa. Si nos detenemos a mirar el panorama completo, podremos hallar piezas que nos hablen del miedo presente en las civilizaciones, temor proveniente de la carencia de herramientas para explicar qué es lo que ocurría en su mundo y de ahí, desde el conocimiento empírico, temer a lo que podría ocurrir. Muchas veces, de forma personal, pienso que la culpa surge (en el primer instante) de una intensión de amor, de proteger.

Imagino a una madre diciéndole a su hijo: "No metas los dedos al tomacorriente porque te electrocutas, y si te pasa algo, yo me sentiría muy triste" Evidentemente el contexto está plagado de muchas cosas, hasta egoísmo, pero también de la intensión, de que el sentimiento originado en el niño, sea tal, que no lo haga, evitando poner en riesgo su vida.

Desde la psicología, la Real Academia de la Lengua española define la culpa como "Acción u omisión que provoca un sentimiento de responsabilidad por un daño causado". Es muy curioso como la definición ya incluye la palabra responsabilidad, hasta podría decirse que enmarca los estándares "saludables" en las emociones, sin embargo, para ser francos, la definición que la mayor parte de los seres humanos tenemos interiorizada, hasta ahora, es la teológica que dice así: "Pecado o transgresión voluntaria de la ley de Dios". A esta definición, con el paso del tiempo se le modificó, aumentándole la transgresión de lo que es "bueno, correcto y aceptable".

Para ser honesta, hasta este punto, me parece que el problema en realidad no radica en lo que es en sí la culpa, sino en que no completamos un proceso adecuado ante nuestras circunstancias. Es decir, yo, personalmente considero que la culpa es una reacción natural ante nuestros actos, me parece completamente saludable sentir "algo" ante la trasgresión de lo que para nosotros es correcto y aceptable (que terrible un mundo donde no sintiéramos absolutamente nada ante esa transgresión). Sin embargo la clave es no quedarse sólo ahí, sino seguir moviéndose, dar el segundo paso, continuar hasta la responsabilidad, cuya definición es la siguiente: "Deuda, obligación de reparar y satisfacer, por sí o por otra persona, a consecuencia de un delito, de una culpa o de otra causa legal". Es fácil, desde las definiciones, darse cuenta de que son un complemento.

Es quizá el anclarse sólo en la culpa, lo que la ha marcado de manera negativa. Considero que no podría existir sólo la responsabilidad, pues si no tenemos ninguna alerta de que algo pasó y somos participes ¿cómo podemos responder?

Es importante dejar de estigmatizar la culpa, a veces, pesa más la creencia de que es mala y complicada, que su efecto en sí. Vivirla, experimentarla, identificar porque se encuentra ahí y dejarla fluir hasta llegar a la siguiente casilla de la responsabilidad, nos brindara mayores oportunidades de pasar exitosamente por estos caminos. Me parece importantísimo hacer una revisión constante de nuestros paradigmas, si lo que antes nos parecía correcto, aun sigue en ese plano, o se ha movido. Si lo que antes nos acomodaba, continúa haciéndolo o se ha vuelto incomodo. Esto nos permitirá, mantenernos en la Disculpa, es decir, notar que tenernos participación en algo y fluir con ello. Esta palabra, desde su etimología latina significa "el alejamiento de la culpa", pero ojo, procura no disfrazar las culpas de responsabilidad, a veces, nuestro propio discurso nos puede engañar, y la única solución es estar atentos, siempre, a nosotros mismos.

Un tip final para dar el paso hacia la responsabilidad: hace unos días en una entrevista a una pintora mexicana, le preguntaron: "de todos los cuadros que ha pintado ¿cuál es su favorito?"; ella respondió: "No tengo ninguno favorito, todos tienen mi preferencia por igual, pues en cada uno de ellos pinté lo que debía pintar por el momento que vivía porque tenía que vivirlo. Y de algo estoy segura, en cada uno de ellos pinte lo mejor que pude"

* Psicóloga.
Eveline descubrió muchas cosas de sí misma al escribir este boletín, y aunque tomó un giro diferente al que pretendía, disfrutó mucho el resultado final.

Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psiconaturopatia - Psicopedagogia - Logopedia - Coaching -Sexologia - Terapia Breve sistemica - Psicologia Forense
Plaça Arts 10 08401-Granollers
Movil: 637425287
Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias