Psicología del Deporte: Reacciones ante el stress

En su columna de esta semana, la Licenciada Julia Alvarez Iguña, propone un enfoque psicológico sobre la manera de afrontar una situación de stressde distintas formas
El stress es una defensa natural del organismo contra situaciones de desafío o amenaza que se nos presentan cotidianamente y que requiere una capacidad de respuesta casi inmediata. Su causa se encuentra muy dentro de nosotros mismos.
Miremos un ejemplo no rugbístico pero sí actual por el que casi todos hemos pasado.Treinta personas entran en un aula para dar un examen. Todos sin excepción han recibido la misma notificación de fecha de examen, todos han tenido que estudiar la misma cantidad de material. Todos han tenido las mismas oportunidades y tiempo de estudio. Sin embargo cada estudiante experimentará un nivel de stress distinto. Algunos estarán muy nerviosos, otros aterrados, algunos ansiosos, otros con la tensión lógica de una situación de examen.
Si el stress dependiera solamente del acontecimiento todos los estudiantes deberían experimentar el mismo nivel de stress. Pero esto no es así porque el acontecimiento del examen, no es el que dispara el stress, sino que se produce de acuerdo al resultado de lo que cada persona se dice a sí misma acerca de determinado evento el cual demanda una respuesta y una evaluación. 
El stress es la capacidad de respuesta ante la situación. No es en sí el examen. No. Es tu propio mecanismo de pensamiento acerca de la acción y se refiere a un complejo proceso psico-biológico que consiste en tres elementos principales:
1. El stressor: el examen.
2. La percepción o evaluación de peligro: me van a bochar, voy a reprobar, me voy a quedar en blanco.
3. La reacción emocional ante la amenaza: huyo, me acobardo, no lo rindo, me inhibo, enfrento la situación.
Jugadores como Wilkinson también sufren de stress Getty Images
Jugadores como Wilkinson también sufren de stressFoto: Getty Images

Determinada cantidad de energía es necesaria para realizar cualquier actividad, ya sea desde dar un examen, una entrevista laboral o una tan conocida situación como jugar un partido. Cierto nivel de stress es normal y necesario ya que es esa activación la que ayuda a que te encuentres más alerta, más concentrado y mejor preparado para la acción. Sin embargo, en algunos casos el stress es tan intenso, a tal grado queinterfiere en la concentración y el rendimiento. El problema comienza cuando esa cantidad de energía se dispara y se pasa de estar activado a estar sobre-activado. Muchas veces han escuchado al entrenador gritar "¡tranquilos, tranquilos!".
Esto es cuando en lugar de jugar en tu 100% de activación se "pasan de rosca" y juegan a 120%. Esto nos ocurre cuando anticipamos un peligro, ya sea real o imaginado. Por ejemplo en el examen damos rienda suelta a la imaginación y la cantidad de pensamientos ante el posible resultado provoca que también nos sobre-activemos, nos bloqueemos y nos quedemos en blanco. Si le das permiso a tus pensamientos comienza el círculo fatal. Empezas a ponerte más nervioso, te movés continuamente, se te hace un nudo en el estomago y te castigás con mil razones las cuales ya certifican que sos un desastre. Con toda esa cantidad de energía desperdiciada y tanta tormenta mental, ¿cómo pensás que vas a rendir de acuerdo a lo estudiado?. Es imposible.
En el ejemplo citado arriba, el acontecimiento, el examen, es igual para todos. Lo que lo diferencia es la reflexión mental que cada uno realiza en relación al examen. El estudiante aterrado se dice a sí mismo que debe pasar el examen o que abandona la carrera. La persona ansiosa se dice que debería haber estudiado más cuando en realidad ha estudiado todo el programa. El impaciente "Ya he estudiado, quiero darlo ya y sacármelo de encima". El perseguido dirá: "Seguramente que me bocha porque me tiene bronca''. Uno confiado pensará. "He estudiado lo suficiente", cierra sus libros diciendo ''lo que entró, entró, ahora a esperar a ser llamado".
Por supuesto que estará nervioso, eso es esperable, pero ¿para qué bloquearse antes de un examen, culparse, atemorizarse si todavía no has dado el examen y no te han dado la nota?.  Ante tales situaciones uno debe encontrar ese espacio mental que nos deje pensar más realísticamente acerca de lo que estamos viviendo. Si no le va bien, no será el fin del mundo ya que siempre hay otra oportunidad de volver a rendirlo.
Estas mismas reacciones las podés encontrar en una competencia. ¿Para qué tanto miedo si todavía no has jugado el partido y no sabés el resultado?. Ya has entrenado, practicado y todo te ha salido bien. En el deporte no tenés que estar dando examen continuamente. Dale, salí a jugar sin miedo. El miedo no existe, nosotros lo inventamos.
Lic. Julia Alvarez Iguña
Psicología aplicada al Alto Rendimiento
juliasports@fibertel.com.ar
www.psico-deportes.blogspot.com

Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psiconaturopatia - Psicopedagogia - Logopedia - Coaching -Sexologia - Terapia Breve sistemica - Psicologia Forense
Plaça Arts 10 08401-Granollers
Movil: 637425287
Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias