El síndrome del nido vacío

El síndrome del nido vacío

por Azucena Arévalo Navas

El síndrome del nido vacío es una etapa evolutiva que suelen atravesar padres o tutores cuando sus hijos deciden abandonar el hogar familiar para iniciar su vida independiente.
Es muy satisfactorio haber conseguido cumplir el objetivo que se habían propuesto con sus hijos pero, simultáneamente, implica para todos un cambio y adaptación a una nueva situación.
Los padres son conscientes de que ese día, tarde o temprano, llegará: es ley de vida. Pero cuando realmente eso ocurre se suele vivir con angustia. Es entonces el momento de aceptar su ausencia y adaptarse a la nueva situación. ¿Doloroso? Sí, por supuesto. Pero, ¡no por ello se acaba el mundo!
Es un momento de cambios cruciales y evidentemente seran inevitables las sensaciones de tristeza o inutilidad ya que son sentimientos normales que se deben entender como un proceso de duelo.
Entonces, ¿cuál es la clave para superarlo?
Es tan simple como aceptar esta nueva situación y ver el conflicto como una oportunidad para aprender, realizar cambios y crecer. Es mucho más positivo vivir esta situación de forma favorable y esperada que no verse frustrado, angustiado y resignado.
Es aconsejable para los padres encontrar nuevas actividades y distracciones (o simplemente realizar actividades que antes no se pudieron realizar) para ocupar ese tiempo. Si de esta manera no se consigue, no hay motivos para alarmarse: es normal que haya personas que les cueste más superarlo y se les recomienda que busquen ayuda profesional.
Es importante tener en cuenta que la relación con los hijos no se termina, sino que continua pero de forma distinta. No se deja de ser padre o madre de los propios hijos, simplemente el rol cambia porque los hijos también lo hacen, crecen y maduran.
¿No es más sano pensar como se sintieron en el pasado nuestros padres cuando nosotros decidimos hacer lo mismo? ¿cómo nos sentíamos nosotros mismos al abandonar nuestra casa? Por ello, hay que ser coherentes y empáticos, además de aceptar estas decisiones características de cada etapa evolutiva del ser humano.
En este caso, el famoso refrán "la distancia es el olvido" no es aplicable ya que esa distancia física se puede resolver, entre otras cosas, gracias a la buena tecnología. Por suerte, hoy en día existe una gran cantidad de recursos para comunciarse y así poder estar en contacto constante con los propios hijos: teléfonos móviles, internet, medios de transporte rápidos y de bajo precio, videoconferencias… En lugar de alejarnos de ellos, la distancia puede acercarnos aún más, ya que proporciona una relación más liberadora para todos siendo una buena oportunidad para enriquecerla con nuestro hijos.
Todo depende del cristal con el que se mire. Así que en nuestras manos está decidir como queremos vivir la situación: si como una tragedia o como una oportunidad.
Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psiconaturopatia - Psicopedagogia - Logopedia - Coaching -Sexologia - Terapia Breve sistemica - Psicologia Forense
Plaça Arts 10 08401-Granollers
Movil: 637425287
Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias