TRASTORNOS CONDUCTUALES EN RELACIÓN A OTROS TRASTORNOS Y EL SENTIMIENTO INTERNO DE LA AGRESIVIDAD

La Manyana, diario de Poniente. 11-03-2012

Eulalia Ruiz Farré, Psicóloga especialista en Psicología Clínica.
All largo de los años he ido viendo sufrimientos reactivos a las situaciones estresantes para
el acoso en el mundo laboral. Se producen tanto en niveles calificados como en otros niveles,
en empresas privadas o públicas, pequeñas o grandes y en ámbitos de trabajo diversos.
En estas situaciones siempre hay verdugo y víctima, y ​​la dirección del acoso puede tener
todas las direcciones:
Vertical descendente, de cargos superiores y cargos intermedios (que están entre el
mandato de un jefe y trabajadores a su cargo) hacia trabajadores que dependen de ellos.
Vertical ascendente, al revés de la anterior.
Horizontal: entre personas de la misma categoría laboral.
-
-
-
Las víctimas del acoso suelen ser personas transparentes, de piel fina, y los otros captan,
en su transparencia, lo que puedan tener de valía y de debilidad personal, consciente o
inconscientemente (valía en las tareas que desarrollan y también inseguridades). Esto puede
despertar, en el acosador, sensaciones y sentimientos internos negativos y muchas veces viscerales,
en hacia el otro, sentimientos de los propios aspectos débiles del verdugo.
Los acosadores tienen una coraza fuerte - hecha de prepotencia, narcisismo, y falsa seguridad en
sí mismos-que cierra herméticamente las debilidades de la propia inseguridad, que se convierte en
envidia, rabia ... y sensaciones no auto reconocidas, que pueden estar relacionadas con aspectos
no superados de sí mismos y su historia personal. Estos personajes suelen camuflarse
detrás de una falsa capacidad de empatía-el otro tanto le hace-y seducción. Este falso ser, generalmente
es imposible de ser autoreconegut y usándolo, muy convincentemente, sin despertar
sospechas, para ir pisando la valía del otro, con armas personales silenciosas que atacan
la debilidad del prójimo.
Las reacciones de las personas acosadas pueden ser múltiples, por ejemplo:
En el psiquismo pueden surgir sentimientos y / o sensaciones de amenaza, que lo llevan
a estar en un estado de permanente tensión, angustia ya estar a la defensiva, como las
sensaciones de aquellos que han vivido una catástrofe, pudiendo acabar con depresión,
confusión, ataques de pánico, irritabilidad, ansiedad, trastornos de la concentración y la
memoria, síntomas obsesivos, paralización y aislamiento en su iniciativa laboral
y social, ya menudo presentan una hipervigilancia ante estímulos que puedan parecer
ambiguos, que puede ser confundida con la paranoia, pero en estos casos la víctima es
consciente de que algo extraño le pasa y tiene dudas de la realidad o fantasía de lo que
siendo, lo que ve, no como el paranoico.En el cuerpo pueden reaccionar somatizando con problemas diversos: gastrointestinales,
falta de apetito, sudoración, palpitaciones, trastornos en la tensión arterial, dolores
musculares, agotamiento, síntomas de fibromialgia, trastornos del sueño, dolor de cabeza ... hasta
poder llegar a extremos graves.
-
-
Este padecimiento es difícil de superar un solo, a menudo se van sucediendo consultas a médicos
especialistas, a fin de encontrar algo orgánico, antes de llegar a la causa del mal. Son
importantes sobre todo dos factores, la ayuda y apoyo emocional de la propia red familiar y social,
el sentirse entendido y acompañado, y también los recursos internos que la propia persona tiene de
superación, empezando por el reconocimiento del problema y continuando por la búsqueda interna de
salidas de esta lucha. Pero en muchos casos se hace necesaria la intervención profesional,
para poder hacer frente y buscar y analizar dentro de un mismo las debilidades y los puntos fuertes que
ayuden a cerrar heridas y hacer salir defensas que sean útiles.
Y una última reflexión: En el ámbito laboral, como en otros, hay una gran competitividad que
sobrepasa los límites del afán de superación normal, cargada de envidia hacia otros, más que
de la voluntad de ser válido y valorado por lo que uno es o hace. Y además de afectar a niveles individuales,
estas circunstancias denotan el malestar, la "enfermedad" de nuestra sociedad.
En momento actual no sabemos si esto irá en aumento o si el sentimiento colectivo será capaz de
hacer un giro respecto al tema, ojalá sea así.
Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psicopedagogía - Logopedia - Coaching -Sexología - Psicologia Forense
Plaça Arts 10 08401-Granollers
Movil: 625659811
Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias