En el miedo está el poder

Asegura que podemos manejar las emociones y transformar nuestros hábitos. Sólo hace falta un enfoque adecuado. Pepe Cabello es un «coach». O lo que es lo mismo, un entrenador del espíritu«En el miedo está el poder»

MIGUEL ANGEL
Pepe Cabello, en el recibidor del hotel AC, en cuyas dependencias ha dado numerosos cursos
No es un psicólogo. Ni un curandero. Ni un telepredicador. Ni un sacerdote. Pero asegura conocer la manera eficaz de entrenar la forma de ser, de cambiar las actitudes y de desarrollar el potencial humano. Pepe Cabello es un «coach». Y en su página web ofrece un catálogo de servicios sorprendente. Desde instruir en el manejo de las emociones hasta transformar el miedo en poder. Literalmente. En EEUU, el «coaching» es una práctica que atrae a millones de personas, y en España hay asociados ya diez mil entrenadores de esta técnica a caballo de la psicología aplicada y la autoayuda.
—¿Es posible cambiar?
—Posible y necesario. Lo he visto personalmente en mí.
—¿Tocando qué tecla?
—No pienso como pensaba ni siento como sentía. Hoy elijo la persona que quiero ser. Y siento que cada cosa que hago la elijo yo.
Pepe Cabello (Córdoba, 1970) es dueño de un accidentado currículo profesional. Ha sido fontanero, vendedor, constructor y propietario de un negocio sanitario. Hasta que un día cayó en sus manos un libro sobre programación neurolingüística (PNL) y se metió de lleno en una práctica de la que ya es un experimentado profesional con más de 15 años a sus espaldas. Se ha formado con los mejores expertos del mundo (John Grinder, Richard Bandler y Rafael Echevarría) y hoy da cursos en media España, incluidas entidades financieras y públicas de Córdoba que prefiere guardar en el anonimato.
—¿Somos más dueños o más víctimas de nosotros?
—Ahí está el tema. Estamos llamados a salir del victimismo y entrar en una dimensión de responsabilidad. No se puede tener poder sobre sí mismo si antes no hemos pasado por un acto de responsabilidad. Asumir que todo cuanto me ocurre depende de mí. Y eso me da el poder de buscar soluciones.
—¿Y qué problemas tenemos?
—Las empresas, por ejemplo, tienen muchos problemas de ventas. Y tienen que entender que una venta es una transacción emocional, no de un producto. Deben saber qué quieren comunicar al mercado.
—Usted ayuda a vender productos.
—A las empresas sí. Subir ventas, que el equipo se lleve mejor, elevar su nivel de liderazgo y comunicación. Y luego hay un problema generalizado: la ansiedad y el estrés.
—¿Y cómo se maneja eso?
—Se trata de cambiar el proceso para generar otro estado distinto. Mucha gente me llama para eliminar el miedo. Yo no puedo sacar algo innato de ti. Pero sí puedo ayudarte a gestionarlo, a elegir qué emoción quiero sentir.
—¿Se pueden elegir las emociones?
—Hay herramientas para aprender.
—¿Qué herramientas?
—Por ejemplo, la fisiología. A través del cuerpo se construyen emociones. O el enfoque: hay gente que se enfoca en todo lo malo y eso genera estados emocionales. Hay que manejar el enfoque a través de la lingüística. Una persona cuando habla crea realidades y la metáfora tiene un poder enorme.
—¿La crisis es un estado de ánimo?
—La crisis es un cambio de paradigma. El mundo está cambiando, el nivel de conciencia está cambiado y nos estamos preguntando cosas. Cuando uno sabe dónde va puede entender su misión, su propósito, y así puede planificar y programar su empresa. Parte de la solución es generar un estado de ánimo distinto. Por más que digamos «qué calor hace» no va a cambiar la temperatura.
Si usted rastrea en Youtube lo puede observar aleccionando a un nutrido grupo de empresarios. No para de moverse y lanzar preguntas provocadoras a los participantes. Sobre una pantalla, proyecta imágenes y gráficos con indicadores sobre los factores de insatisfacción del ser humano. Dos, fundamentalmente: la pareja y el trabajo. O sea , todo. Una frase preside el curso: «Cambia de actitud y cambiará tu vida».
—¿Cómo se entrena el espíritu?
—En las empresas te piden aumentar un 25% las ventas. Y la pregunta es cómo. Pero hay otras preguntas: por qué o para qué. Este es ya un nivel de conciencia elevado que te acerca a la espiritualidad, porque te lleva a encontrar una misión. ¿Para qué me estoy levantando cada mañana? ¿Cuál es el propósito real de mi vida?
—¿El mundo es una nave que va demasiado deprisa a ningún sitio?
—Hemos confundido la velocidad con la dirección. Es un buen tiempo de frenar y preguntarnos dónde vamos. Si encontramos respuestas, hay solución. Si no, vamos a repetir la historia.
—¿Faltan líderes y sobran tiranos?
—Faltan líderes que hayan pasado por el proceso de toma de conciencia y asunción de responsabilidades. Lo triste es que haya gente con poder pero sin conciencia y responsabilidad. Ése es el poder tirano.
—¿Qué vende un «coach»?
—Resultados.
—¿Cómo se miden?
—Hay que medirlos. Por eso hay que saber hacia donde vamos: para poder planificar y revisar. Lo que no se puede medir no existe.
—¿De qué está usted más cerca: de un psicólogo o de un telepredicador?
—De ninguna de las dos cosas. Son campos distintos. Nosotros hacemos aquí certificaciones de «coaching» y hemos tenido entrenadores que eran psicólogos.
—Usted promete «transformar el miedo en poder». ¿Le ha llamado Rajoy para algún Ministerio?
—Pues no. Pero mire: la mayor fuente de poder del ser humano reside en el miedo. Es una emoción que necesitamos para vivir. Pero cuando uno reconoce el miedo y hace palanca sobre él descubre el poder que tiene.
—¿A qué tenemos miedo?
—Al rechazo, al ridículo, al fracaso, a la muerte. Hay dos miedos que me llaman mucho la atención: el miedo al éxito y al propio poder del ser humano. El miedo te paraliza o te pone en acción.
—¿Cuál es nuestro peor enemigo?
—Nosotros mismos. Pero también podemos ser nuestro principal aliado. Y esto es un juego también de «coaching».
—¿Qué busca la gente cuando llama a su puerta?
—Resultados. A veces llaman buscando respuestas que yo no tengo. Yo puedo hacer preguntas que te reten, que te desafíen. Pero la respuesta la tienes tú. No soy consejero de nadie.
—¿Qué nos impide avanzar?
—Un enfoque erróneo. Una mala emoción. Si no sé dónde voy cómo sé que estoy avanzando. Avanzar no es simplemente moverse.
—¿Lo vuestro qué es: ciencia o superchería?
—Si definimos ciencia como aquello que se puede medir, esto es ciencia.
—¿Dígame un diagnóstico sobre Córdoba?
—Córdoba necesita cambiar la conversación urgentemente. Dejar de ser victimista, definir hacia dónde vamos, un cambio de enfoque, una emoción distinta, que nos creamos de verdad quien somos.
—¿Y cómo se cura lo nuestro?
—En Córdoba hay 48.000 empresas. Hay iniciativa y gente trabajadora. Aquí escucho siempre que Córdoba es distinta como excusa. Pero cuando voy a Soria también escucho lo mismo. Una empresa es una red de conversaciones. Y un país va según la conversación que tenga. Hay que cambiar la conversación ya.
—Quien controla su mente, ¿qué controla?
—Su entorno, su vida. Dice el Talmud: «Nada ha cambiado, sólo yo he cambiado. Por lo tanto, todo ha cambiado». Cuando uno cambia el observador empieza a ver cosas que no podía ver.
Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psicopedagogía - Logopedia - Coaching -Sexología - Psicologia Forense
Plaça Arts 10 08401-Granollers
Movil: 625659811
Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias