Cuantas más oportunidades tiene una sociedad, más neurótica es

Cuantas más oportunidades tiene una sociedad, más neurótica es, porque sus necesidades son más imperiosas. Lo dice el psicólogo Rafael Santandreu, que hoy presenta en Aula DV su libro 'El arte de no amargarse la vida' (Ed. Oniro). Son claves para pensar bien y, con ello, sentirse bien. La charla es a las 20 horas en la sala Kutxa de la calle Andia de Donostia, con entrada libre hasta completar aforo.
- Su libro va por la 11ª edición en seis meses. Un éxito.
- Resulta milagroso, porque las librerías están llenas de libros. Y se vende ahora más que al principio.
- Igual se hace rico.
- Tanto no creo, porque el porcentaje que se lleva el escritor es pequeño. Hasta determinado número de ejemplares, recibes el 8% del precio de venta y, después, el 10%. Nada más. Pero me está yendo muy bien. Soy más conocido y tengo más pacientes. Ya tenía la agenda llena, así que ahora tengo trabajo para tres o cuatro psicólogos.
- Usted es un estudioso de la psique humana. ¿Qué le trae el éxito?
- Durante el primer mes tuve la tentación de darle demasiada importancia. Y me estresé un poco. Pero enseguida hice una reflexión intensa y profunda acerca de que es algo que no necesito y que, además, no tiene demasiada importancia. Volví al sosiego y en ello estoy, pero hay que sujetarlo rápido.
- ¿Por qué?
- Si le das mucha importancia, piensas que tienes que mantener el nivel y que esto tiene que seguir como sea. Dejas de disfrutar con lo que haces y pasas a estar obsesionado con conseguir cosas.
- Sostiene que basar el bienestar en elementos externos no satisface.
- Al principio parece que vale. La comida basura también funciona así, porque tiene muy acentuado el sabor. Cuando la gente elogia el éxito o la belleza, te sientes bien de golpe, hay una subida de azúcar. Pero si solo te alimentas de eso, quedas desnutrido. Y después vendrán los problemas.
- Parecía usted preparado...
- Es una trampa en la que el ser humano cae de manera natural. La mente tiene algunos puntos ciegos, y confundimos las verdaderas fuentes del bienestar emocional. Pasa lo mismo con los azúcares, que en el momento nos satisfacen. Los puntos ciegos de la mente se combaten con buenos razonamientos.
- El parloteo mental no ayuda.
- Lo que hay que reducir es el parloteo negativo. El primer paso es darte cuenta de que lo llevas a cabo. Y después, que puedes prescindir y renunciar a todo eso de lo que te quejas y ser muy feliz.
- «Todos podemos exprimir nuestros días y vivir intensamente como el fotógrafo Robert Capa», dice usted. ¿Cómo?
- Cambiando la filosofía personal de manera radical, profunda y continuada. Tienes que convertirte en alguien que necesita poco para estar bien. Tanto cosas materiales como inmateriales. Eso se logra con una reflexión diaria y cotidiana, pero intensa. O con un trabajo de relectura de lo que te sucede.
- Robert Capa, Stephen Hawking y Christopher Reeve son algunos de sus héroes. ¿Qué tienen en común?
- Ellos no cayeron en la trampa de pensar que necesitaban mucho para estar bien. Lo hicieron por diferentes circunstancias. En el primer caso, por una buena educación infantil. En los otros, por un accidente que les hizo ver la realidad. Si no, serían neuróticos como los demás, aunque podemos dejar de serlo con reeducación. El ser humano tiende a ser neurótico por naturaleza, a inventarse necesidades y estresarse con ellas. Cuantas más oportunidades tiene una sociedad, más tiende a la neurosis, porque hay más posibilidades de transformar los deseos en necesidades imperiosas. Es cuando más reeducación y educación filosófica se necesita porque, si no, se tiende a desear de manera exagerada
- ¿Usted fue 'neurótico'?
- Sí. Hace 12 ó 13 años pasé por un periodo así. Estaba insatisfecho por todo. Trabajaba como traductor. No me gustaba mi trabajo, ni mi pareja ni vivir en Barcelona. También me quejaba de mí mismo. Tuve la suerte de descubrir la terapia cognitiva y aplicármela. Debido a la gran transformación que vi en mi persona decidí dedicarme a ella. Yo no me había formado en esta línea psicológica.
- ¿Cómo la descubrió?
- Por casualidad. Una revista me encargó un tema sobre psicología cognitiva; en concreto, sobre Albert Ellis. Volví a leer alguno de sus libros y me identifiqué increíblemente con sus tesis. Yo lo había leído en la Facultad y no me había parecido nada especial, me resultaba demasiado simple, lo había descartado. Lo releí con casi 30 años, más experiencia vital y estando neurótico, y descubrí que tenía mucho sentido. Me lo apliqué a mí mismo y el cambio casi fue instantáneo.
- Exagera.
- Tuve una comprensión muy profunda en aquel momento y en cuestión de semanas cambié radicalmente. Todo cuadró en aquel momento. Y me puse a estudiar a fondo la terapia y a actualizarme profesionalmente.
- Resultó un alumno aventajado.
- Supongo que estaba en un momento en que yo mismo lo necesitaba mucho. Estaba muy motivado porque no me encontraba bien. Y soy buen trabajador cuando me meto en un tema. Como dicen los budistas, cuando el alumno está preparado, llega el maestro que necesita.
diariovasco
Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psicopedagogía - Logopedia - Coaching -Sexología - Psicologia Forense
Plaça Arts 10 08401-Granollers
Movil: 625659811
Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias