LA RECAÍDA NO ES EL FINAL,...SE PUEDE SALIR,...

A lo largo de este post, queremos explicaros el proceso de la recaída, para poder aprender los pasos estipulados y así poder pararlo a tiempo, y si no se consigue, analizar el proceso personal nos puede servir para aprender de la situación y evolucionar así en la abstinencia, siempre con un psicoterapeuta especializado.

 La recuperación de la adicción debe ser un proceso activo. Las personas en recuperación deben tener un programa activo que les ofrezca una guía para poder vivir efectiva y satisfactoriamente.

La recuperación es como subir por una escalera mecánica que desciende. Uno no se puede quedar quieto, porque esto le supone bajar. No hace falta que hagas nada en particular para que aparezcan los síntomas y/o situaciones que te pueden llevar a recaer. Todo lo que pasa es que no estás poniendo en marcha mecanismos activos para mantener la abstinencia.
La recaída es un proceso, una cadena sucesiva de conductas, actitudes y sucesos que se inician un cierto tiempo antes de que se comience de nuevo con el consumo. 

Es difícil encontrar el punto exacto donde realmente empieza una recaída. Pero sí que podemos mostrar un seguido de fases o pasos que pueden dar forma al proceso de manera general y esquematizada.  Así mismo, no a todo el mundo afecta igual, ni sigue todos los pasos, ni de la misma manera, ni de modo lineal y continuado. Incluso a veces puede darse de manera más o menos consciente. 

Como ya hemos anotado, es de suma importancia un programa activo de mantenimiento de la abstinencia y prevención de recaídas, siendo recomendable la terapia y ayuda profesional durante almenos  los dos años siguientes de manera continuada e ir alargando los intervalos en el tiempo…

Entendemos la recaída como un paso atrás, bajar un escalón (¡o más!) pero nunca como una vuelta al principio o una desaparición de la escalera. No es algo catastrófico e irreparable, así que el apoyo ayuda y el asumir que se necesita ayuda es lo que va a evitar que lo sea.

Generalmente el proceso de recaída se inicia por un CAMBIO. El cambio es una parte normal de la vida, pero también una causa importante de estrés. El cambio puede ser externo o interno, y puede ser positivo y negativo.


                                      POSITIVO 
                                       (Ej. Ascenso en el trabajo)  
         1. CAMBIO                                                              = REACCIÓN (¿ESTRÉS?)  
                                     NEGATIVO
                                      (Ej. Muerte familiar)

2. REACCIÓN: Nuestra reacción ante este cambio. La acumulación de cambios y acontecimientos vitales (ya sean positivos o negativos) son una fuente de estrés.
La acumulación de estrés nos hace sentir una reacción muy intensa o una reacción derrotista de fracaso ante ese cambio. No sabemos como manejarla y destaca una fijación y una escalada de los problemas. Además está muy arraigado que en nuestra época de consumo, cuando no sabíamos manejar una situación o nos encontramos angustiados por algo ¿Qué hacíamos? Consumir.

3. NEGACIÓN: En el trastorno por dependencia destaca, con un papel importante, la Negación. Negamos la existencia de los problemas, o los minimizamos. Se maneja el estrés con la misma clase de negación que se usaba antes para justificar el consumo. "No tengo ningún problema. Puedo manejarlo. Todo va bien". Hay activación de pensamientos encubiertos y sentimientos (confusión, irritabilidad, depresión, alegría culpabilidad y/o insensibilidad) pero fracasan la utilización de sistemas de soporte  y medios de recuperación. No se consigue explicar sinceramente los sentimientos (terapia, circulo afectivo…) transmitiendo una imagen de sí mismo incompleta o inadecuada. En estos momentos pueden experimentarse deseos de consumo activos.

4. FALLOS EN LA OBTENCIÓN DE APOYO: El adicto empieza a faltar a los encuentros con el grupo o terapeuta, y deja de hablar de sí mismo. Al no acudir a esas reuniones, no obtiene la ayuda que necesita para enfrentarse a esas situaciones y para manejar los sentimientos que le desbordan. Es normal que en el punto en el que se encuentra, empiece a experimentar ciertas apetencias.

5. MENTIR: Incorporamos de nuevo está manera de hacer, de la conducta adictiva. Tapamos al principio pequeñas cosas, decimos pequeñas mentiras, empezamos a manipular situaciones o a personas. Tratar de que "la gente me deje tranquilo". Puesto que la sinceridad es primordial para la recuperación, el adicto al mentir se está encaminando a la recaída.

6. AGRAVAMIENTO DE PROBLEMAS: Los problemas aumentan porque el adicto los está eludiendo. Los problemas originales se complican en forma de "bola de nieve", o con otros nuevos que van apareciendo cuando el pacienten tiende a ignorar los anteriores.  El estrés aumenta hasta perder el control. 

7. AISLAMIENTO: hay una reacción derrotista, y se es consciente de que las cosas ya no van bien, no encerramos en nosotros mismos. Nos aislamos del mundo. Quizás porque en el fondo sabemos que las cosas no se están haciendo como debieran, y con miedo a ser descubiertos dejamos de mantener o cortamos todo tipo de relación con los otros. Aparecen más sentimientos de frustración, desesperación, autocompasión y pensamientos obsesivos sobre el uso de la droga.

 8. DESESPERANZA. Te sientes incapaz de hacer algo. Sentimiento de que no hay solución, se comienza a percibir la situación como un punto del cual no puede escaparse. Aparece la sensación de fracaso. El fracaso puede ser real o imaginario. Se empieza a desarrollar la creencia de que "estoy haciendo todo lo mejor que puedo y la sobriedad no funciona" y comienzan los pensamientos positivos acerca de los "buenos momentos" experimentados con el consumo. La recaída parece enteramente justificable.

9. AUTOSABOTAJE: Con mayor frecuencia el adicto se encuentra con situaciones de riesgo o aparecen sutiles actos de sabotaje (proximidad lugares de consumo, música relacionada, dejadez…). Piensa en utilizar la droga pero se reprime. Puede darse el caso de que hagan sustituciones de usar su droga habitual.
A menudo, cuando llevas un tiempo considerable de abstinencia, aparece también la idea de "premio":  una manera de probar que puedes volver a consumir de manera controlada o de la misma manera que al principio, un consumo idealizado… provocaría lo que podemos llamar una "recaída premeditada"…

10. CONSUMO: Los deseos, ya irresistibles y urgentes, llevan a la persona a obtener y usar la sustancia.

Bibliografía utilizada: 
Washton, A.M, Boundy, D; Querer no es poder, Ed. Paidós
Washton, A.M; La adicción a la cocaína, Ed. Paidós

Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psicopedagogía - Logopedia - Coaching -Sexología - Psicologia Forense 
Plaça Arts 10 08401-Granollers
Movil: 625659811
Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias