Cuando la unión hace la enfermedad

de Psicología al día / Luis Salar Vidal

Recientemente la Agencia de Calidad de Internet de Catalunya hizo público que desde 2006 las webs que fomentan la anorexia y la bulimia, las denominadas PROANA y PROMIA respectivamente, han aumentado un 470%.  Para tener una idea más ajustada de lo que supone este crecimiento, pondremos como ejemplo que Facebook o Myspace, en el mismo período de tiempo, aumentaron su presencia en la red en un 450%.
Como es sabido estas webs promueven un estilo de vida basado en que la delgadez da la felicidad. Este mensaje se difunde a través de cientos de webs en forma de blogs, foros o perfiles en redes sociales. Aunque todas las edades están representadas y los hombres se están incorporando a este fenómeno, la mayoría están escritas por mujeres entre 12 y 26 años. Otro estudio, también reciente, del Instituto de la mujer alertaba de que al menos el 32% de las adolescentes (y un 24% de los chicos) "no pueden vivir sin internet", se conectan a diario a las redes sociales y dedican gran parte de su tiempo libre a conectarse.
Estos estudios hacen pensar en la cantidad de proanas unidas intercambiando macabros consejos y trucos para perder peso y no sentirse culpables por tener que alimentarse. Chicas orgullosas y enamoradas de su enfermedad. Cuando uno pasea por estos blogs, por otra parte monotemáticos y repetitivos, puede percibir que las proanas tienen la sensación de tener la razón precisamente porque todas comparten los mismos pensamientos enfermos y porque saben que forman parte de una numerosa comunidad. No importa la barbaridad que haga, no importa lo apartado que esté del respeto a mi salud; en estas páginas encontraré con quien compartirlo y quien me apoye. Evidentemente en estas webs de pensamiento único no cabe lugar para confrontar tales ideales. La conciencia de enfermedad, primer paso para recuperar la salud,  desaparece por completo. De hecho, se está investigando si las pacientes que han frecuentado este tipo de páginas tardan más tiempo en alcanzar la curación.
Aunque el fomento de los trastornos de la alimentación no constituye delito, la Oficina de Defensa del Usuario de Catalunya registró 250 denuncias sobre webs PROANA en 2010. Tras contactar con los servidores que albergaban tales contenidos, se pudieron cerrar la mitad de estas páginas. Esta impunidad legal permite a los promotores encontrar otros sitios para transmitir su mensaje.
Precisamente un mayor compromiso por parte de las grandes plataformas (Google – con 500.000 entradas pro anorexia y pro bulimia-, Facebook, Blogspot,…) sería para la Asociación Contra la Anorexia y la Bulimia (ACAB) de vital necesidad para combatir este tipo de webs. La misma asociación piensa en otras medidas necesarias. Una de ellas pasaría por exigir una legislación más estricta que ayude a perseguir estas páginas. La plataforma Motivos para dar la talla pidió recientemente al Congreso que reaviva la lucha contra los trastornos de la alimentación que se inició en 1999 y que vivió su auge hace cinco años. Entre 2006 y 2008 se consiguió realizar aquel famoso estudio antropométrico que reformulaba el tallaje de ropa vigente desde el inicio de los setenta, fijar un índice de masa corporal mínimo para las modelos de pasarela e iniciar luchar contra las webs que promueves los trastornos alimentarios entre adolescentes. Lamentablemente estas iniciativas se quedaron en eso. Los expertos ven necesaria la creación de un organismo en el que se impliquen y coordinen la Administración pública, profesionales de la salud, asociaciones, técnicos y usuarios. No tiene sentido multar al autor de una de estas webs si tiene 16 años, padece la enfermedad y lo que necesita es un tratamiento. Una última medida insiste, también en este ámbito, en la formación y la educación para erradicar estas páginas.
Hay que recordar que en los países del primer mundo hay un 6% de chicas de 12 a 24 años que padecen este trastorno (500.000 en España), que un 11% que corren un alto riesgo de contraerlas, que el número de chicos de esta misma franja de edad con esta patología está creciendo y que la mortalidad es del 10%.
Por suerte, no todas las afectadas por los trastornos de la conducta alimentaria son proana ni hacen apología de la enfermedad. Buscando por la red también se pueden encontrar testimonios y reflexiones escritos por anoréxicas y bulímicas que buscan ayuda para salir de su infierno o la ofrecen para salir del mismo. Esto supone un recurso positivo, incluso terapéutico, de internet.

Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psicopedagogía - Logopedia - Coaching -Sexología - Psicologia Forense

Plaça Arts 10 -Granollers
Carrer Granollers 114 - Barcelona

Movil: 625659811       Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias