El problema es que los padres no saben educar a sus hijos

Ángel Calvo Psicólogo para la verdad de Murcia

Ángel Calvo lleva años ayudando a menores -y a sus familias- a solucionar sus problemas de agresividad. Profesor de la Universidad de Murcia (UMU) y vocal de psicología educativa del Colegio Oficial de Psicólogos de Murcia, Calvo tiene claro que éste es un problema de mala educación.
- ¿Hay motivos para preocuparse?
- Los datos que utilizamos son los de la Fiscalía General del Estado y ahí es donde se ve un crecimiento. En la memoria de 2009, se veía que en 2008 hubo en Fiscalía 4.200 denuncias, frente a 2.683 que hubo en 2007. Éste es un fenómeno ascendente, preocupante y que no se produce solamente en la franja adolescente. Tenemos constancia de que se están produciendo agresiones, denuncias, incluso con niños de 8 o 9 años. Hay casos de niños de 5 años que agreden a sus padres y no es una patadita. Son agresiones serias.
- ¿Qué está fallando?
- En algunas situaciones, hay niños que tienen una patología, pero éstos son una minoría. ¿Qué es lo que produce esto? La mala educación. Los padres no saben educar a sus hijos. Los padres, no solamente es que no los sepan educar, es que los educan mal. Ese fenómeno se produce porque se consiente al hijo, se le da todo lo que quiere... Desde bien pequeños es fácil observar que, ante una patada que le da el niño a papá o mamá, sonriendo le dicen 'eso no se hace', pero mamá está sonriendo... Existe una falta de pautas educativas correctas. No se están poniendo límites. No existe una autoridad que dicta lo que se hace y lo que no se hace. Es un fenómeno enormemente complejo y, en la gran mayoría de los casos, el origen es familiar. Si a eso sumamos la televisión y los modelos inadecuados que se están produciendo, éste es el resultado. Los padres tienen que dirigirse al juzgado o la Fiscalía para defenderse utilizando el único medio que tienen. El medio legal.
- Supongo que para los padres resultará muy difícil dar este paso, ¿cuál cree que es el indicativo de que deben pedir ayuda?
- Los padres se dan cuenta, lo que pasa es que no lo quieren ver. Yo estoy viendo casos de padres que dicen 'no puedo con mi hijo' y realmente es que no pueden con su hijo. Lo que pasa es que pretenden que eso sea algo que se va a pasar con el tiempo. Se hacen la ilusión y eso no sucede. Una conducta negligente por parte de los padres de no buscar un apoyo hace que la situación se vaya deteriorando. El niño cada vez va ganando más fuerza, va ganando más poder, y, en la medida en que él va ganando más poder, los padres lo van perdiendo. Resulta lamentable escuchar a padres o madres que dicen 'son las tres de la tarde y tengo una angustia increíble porque tengo que ir a recoger a mi nene'. Su nene puede tener, a lo mejor, seis o siete años, pero se monta en el coche y está machacando al padre o la madre con insultos... Esa situación, a la que no se pone un límite claro, y aguantas la pataleta, termina produciendo un proceso que está psicológicamente estudiado. Es el proceso de coerción, en el que el crío cada vez grita más y el primero que empieza a moderar su comportamiento es el padre, con lo cual el padre va gritando cada vez menos y el niño adquiere ese poder.
- ¿Existe un perfil?
- No es un perfil. El perfil es el perfil hedonista, pero no es el origen de la agresión, es la consecuencia de la mala educación. No es a priori, es a posteriori. Es un adolescente que no quiere aguantar la frustración, que no quieren obstáculos, ni pautas, que no reconocen el valor del grupo, que solo buscan su autosatisfacción... Eso es lo que las familias han llegado a elaborar.
- A lo largo de su trayectoria se habrá encontrado con muchos casos, ¿hay alguno que le haya impresionado especialmente?
- Un niño con 4 años. Parece increíble.
- ¿Cómo se combaten estos casos?
- Las terapias que más efectividad tienen ante estos casos son terapias de tipo familiar y requieren la implicación de todos. Normalmente cuesta mucho trabajo implicar a toda la familia, una vez que las relaciones con el niño se han deteriorado. Siempre están las culpabilizaciones. Eso hace que las terapias con niños agresores tengan unas limitaciones importantes.
- ¿Se logra solucionar estos casos?
- Sí, se puede conseguir, pero los resultados no son halagüeños. Se están logrando resultados positivos, pero la intervención es complicada.

Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psicopedagogía - Logopedia - Coaching -Sexología - Psicologia Forense

Plaça Arts 10 -Granollers
Carrer Granollers 114 - Barcelona

Movil: 625659811       Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias