Entender, de una vez, a Jung

Dos retratos de Carl Gustav Jung y Sigmund Freud.
Esta semana se cumplen 50 años de la desaparición (biológica) de Carl Gustav Jung (1875-1961). Él y su maestro iniciático, Sigmund Freud, son los padres fundadores de la nueva psiquiatría trascendida, científicos filósofos (hasta líderes espirituales, inspiradores de sectas innúmeras de seguidores). Dos auténticos "imprescindibles" del siglo XX. Pero, ¿qué significa Jung en comparación con Freud?
Jacobo Siruela, editor del sello Atalanta y autor de 'El mundo bajo los párpados' da la primera explicación en ELMUNDO.es: "Mientras que Freud, heredero del materialismo decimonónico, quiso instaurar como ciencia moderna el estudio del inconsciente y creó un mito de la sexualidad, Jung, heredero del romanticismo, buscó en las experiencias psíquicas del pasado una constatación de sus teorías".
Olivia del Castillo, presidenta de la SEPA, Sociedad Española de Psicología Analítica, ahonda un poco más: "Yo diría que Jung es, antes que filósofo, un psiquiatra. Sin embargo, la expresión artística es una vía de expresión del símbolo, por tanto amplía la vía de conexión con los contenidos psíquicos con los que trata el analista". El símbolo. El arquetipo, los complejos (el de Elektra, por ejemplo, acuñación junguiana), lo mistérico de las "energías psíquicas interiores", y otros cauces intrincados (alquimia, mitología, la corriente marina de los sueños) se conjuran citando títulos de la obra del suizo (reunida íntegramente en la editorial Trotta).

La influencia

Medio siglo muerto. ¿Y su vigencia? Luis Montiel Llorente, catedrático de Historia de la Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, explica: "En el mundo de la crítica de arte, y muy concretamente en la crítica literaria, se recurre mucho más al pensamiento de Jung que al de Freud, y no pocas de las grandes obras de la literatura del siglo XX incluyen contenidos que podríamos llamar junguianos, a menudo sin que su autor sea consciente de ello". El profesor Montiel Llorente es autor de "La novela del inconsciente: el proceso de individualización en la narrativa de Gustav Meyrink'. Meyrink, el creador de la genial novela 'El golem' tuvo mucho de "junguiano 'avant la lettre'", según el estudioso Montiel Llorente.
Por su parte, Olivia Del Castillo opina que el gran vínculo entre el ámbito cultural y Jung se debe a que "habló del inconsciente colectivo y de la historia de la cultura. Aunque sus investigaciones en estos ámbitos no sólo nutren el ámbito de la cultura sino también y sobre todo, de la clínica psicológica".
"Jung fue un empirista", considera Siruela. "Si pensaba que la psique y no la materia eran el centro del mundo, esto lo asumía desde los presupuestos kantianos y de Schopenhauer, no místicos". Y añade más adelante: "Su teoría de los sueños y de la estructura del inconsciente es consecuencia del análisis de cerca de 80.000 sueños, según su cálculo al final de su vida. Creo que si Freud fue el genio que descubrió que los sueños tienen un significado, Jung nos hizo saber realmente de qué significado se trataba".
Sobre la influencia de ambos, en general, Montiel Llorente afirma: "Además de ser indiscutiblemente el pionero, Freud superó a Jung en aceptación. Hoy por hoy son más los psicoanalistas que se dicen herederos, por vía directa o indirecta, de Freud. A mi juicio Jung superó a Freud al hacer más compleja y multicéntrica su concepción del inconsciente y al introducir en ella las perspectivas histórica y cultural". "A largo plazo creo que Jung ha dejado una impronta más profunda", considera Del Catillo. "Pero los post junguianos tienen que hacer el trabajo de conectar la obra de Jung a ciertos aspectos de los que se apartó el propio Jung, porque los dejó en el terreno de Freud".

El paganismo y la ciencia

¿Son Jung y Freud, los dos genios que revivieron el culto pagano de los mitos griegos a principios de siglo? Responde Jacobo Siruela: "Primero Freud y luego Jung descubrieron que los mitos y los cuentos de hadas tenían mucho en común y que provienen de la misma fuente: el inconsciente. Freud destapó los instintos y puso el dedo en la llaga al intuir que un buen número de los problemas psíquicos de su época no provenían del alma, como se creía, sino del cuerpo. Para Jung el inconsciente es la parte de naturaleza que hay dentro de nosotros. Desde ese punto de vista, es pagano. Pero no sé si se refiere usted al libro de Richard Noll, que ha perjudicado mucho a Jung y que mucha gente esgrime sin haber leído nada de psicología jungiana. En general, observo que la mayoría de la gente que rechaza a Jung lo desconoce".
Y, preguntamos de nuevo a Siruela, ¿cómo casa la ciencia con todo esto? "La ciencia del alma no es como la ciencia de la materia. Las paradojas de la física cuántica son, si cabe, más raras e inverosímiles que la fenomenología psíquica, pero se pueden aplicar a ellas las matemáticas y todo queda inscrito en una teoría elegante que no se sale de los límites clásicos de la metodología científica. Pero la interpretación de los sueños o del inconsciente, es una ciencia nueva que resucita con otros presupuestos las antiguas 'mancias', precisamente aquellas que la Ilustración había abolido por supersticiosas. Por eso, Freud estaba tan obsesionado por parecer científico y moderno. Sin embargo, la psicología está más cerca del fenómeno religioso, como vivencia profunda, o la experiencia artística que con las estructuras científicas con las que sólo comparte el empirismo, pero nunca la metodología, ya que no puede desprenderse de lo intuitivo".
fuente: el mundo

Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psicopedagogía - Logopedia - Coaching -Sexología - Psicologia Forense

Plaça Arts 10 -Granollers
Carrer Granollers 114 - Barcelona

Movil: 625659811       Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias