La verdad también puede cerrar miles de puertas

El investigador valenciano, con una fructífera trayectoria científica reconocida a nivel nacional e internacional, ha sido investido Doctor Honoris Causa por la Onubense
zoom

Ni la excelencia a la hora de hacer las cosas, la búsqueda de los principios del universo o la concepción religiosa. La acepción de la sabiduría que ha ocupado los últimos 20 años de su trabajo, esfuerzo y desvelos tiene que ver con un concepto mucho más cercano a la psicología: saber vivir. Para el psicólogo valenciano Vicente Pelechano, que ha sido investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Huelva (UHU) -institución a la que está ligado desde hace 25 años a través de congresos nacionales, reuniones científicas, cursos de doctorado o tribunales de oposición y de tesis doctorales-, este ámbito es el más interesante y el que, según advierte, tiene implicaciones muy curiosas. No en vano, considera que "la inteligencia es la aportación más importante que ha tenido la psicología a nivel aplicado. Pero la "meritocracia de la inteligencia" (aquello de 'la mejor persona para el mejor puesto de trabajo') tiene repercusiones sociales y ha generado "muchos conflictos que pueblan las clínicas y consultas incluso en atención primaria".

-¿Todas las personas deberían recurrir en algún momento a la psicología?

-No. Si las cosas van bien, dejen que vayan bien. Mire, mi último trabajo que saldrá publicado en inglés es ¿Es posible ser demasiado feliz? Aporta datos sobre más de 800 personas que demuestran que ser demasiado feliz a lo mejor empieza a ser negativo. Hay que ser relativamente feliz con algunos elementos que hacen que uno se mantenga despierto.

-¿Siempre hay una causa detrás de todo conflicto?

-No, a veces no hay causa. Hay defectos pero no tienen causa. Hay muchas gotitas que poco a poco llenan el vaso y al final no sabes si la causa es la última gota o lo son todas las otras que han venido antes. Para estudiar eso hemos cogido dos mundos. Uno de ellos, que es muy tradicional y que está muy olvidado en la ciencia española, es el de los refranes.

-¿En qué consiste esa psicología de los refranes?

-El español tiene más de 750.000 y muchos de ellos son fáciles de decir y difíciles de entender. Si yo digo que me pongan un ejemplo sobre el refrán "cuando el río no hace ruido o no lleva agua o va crecido" se entiende de entrada, pero ¿seriamos capaces de dar aplicaciones prácticas de ese refrán? O el juego de palabras en las relaciones personales y de pareja: "El novio no vio, porque si viera, novio no fuera". Hemos hecho pruebas de refranes sobre saber ser prudente, de rendimiento sobre la aplicación de refranes en situaciones reales y después hemos estado trabajando con baterías de test que van desde los 4 a los 90 años sobre habilidades interpersonales, maneras de resolver problemas que no sean de forma violenta.

-Y ¿se cumple el objetivo más práctico de las terapias?

-Se está haciendo una tesis doctoral en el Hospital central de Caracas con aplicaciones clínicas y también en la Universidad del Rosario, en Argentina. Aparte tenemos ocho tesis doctorales realizadas. Nosotros lo estamos haciendo, incluso utilizando instrumentos tecnológicos muy modernos como la realidad virtual. Algo muy parecido a la Caja de Telecinco, pero bien hecho, para tratar las fobias.

-¿Cree que la psicología debe volverse más utilitaria?

-Obviamente. Sabemos que con tres semanas de programa los efectos duran seis meses. Si eso se convirtiera en una o dos sesiones semanales a lo largo de todo el curso en la educación obligatoria tendrían maneras de ver las cosas desde perspectivas distintas a la de "el aquí mando yo" o "esto es así porque sí". Esto va contra el pensamiento dogmático. Hay que tolerar la ambigüedad y saber manejar situaciones de incertidumbre.

-¿Debe la psicología estar más presente en el ámbito educativo?

-Debería estar a nivel pragmático, con unidades didácticas de prácticas o talleres que podían ser una buena sustitución de Educación para la Psicología, desideologizando las cosas y promoviendo un pacifismo en relaciones personales, que buena falta nos hace. Esto no quita la competitividad.

-Buena parte de sus investigaciones se han centrado en el ámbito de las enfermedades crónicas. ¿Cómo debe responder la psicología a un problema que, según la Organización Mundial de la Salud, afecta de algún modo a la mitad de la población adulta?

-Con programas específicos. Lo sé porque he estado seis meses interno en un hospital y tengo experiencia directa. Y he tenido que estar, aparte de cuidándome a mi mismo, haciendo terapia con los familiares para decirles lo que no tienen que decir y lo que tienen que decirle al enfermo.

-¿Qué es lo que no hay que decirle al enfermo en ningún caso?

-Un familiar no debe entrar en el cuarto del enfermo y decirle "me han dicho que tampoco te has acabado hoy la comida", sino "mira, parece que tienes un nuevo brillo en los ojos", aunque sea mentira. Tienen que animar, no que desanimarle. Dicen de que la verdad abre puertas pero yo creo que la verdad también puede cerrar miles de puertas. Los familiares tienen también que prestar atención a las cosas que debe hacer el enfermo y preguntar a los médicos por las cosas que no entienden. Médicos, enfermeras, familiares y enfermos deben ser ayudados para poder relacionarse de manera humana, como harían en su casa, cosa que no hacen en su trabajo.

-Opina, entonces, que la medicina se ha deshumanizado.

-¿Sabe cuántos segundos pasan desde que un médico le dice a un paciente "cuénteme lo que le pasa hasta que le interrumpe?". Un máximo de 85 segundos. A partir de ahí ya no oye, tiene su diagnóstico. Están obligados a ver a un número de enfermos en un tiempo determinado y con la crisis más todavía. La psicología médica que se estudiaba en medicina originalmente hacia los 50 se creó para humanizarla. Pero ahora eso se ha convertido en una especie de psicología clínica distinta a la ciencia y eso no puede ser.

-Su revista, 'Análisis y Modificación de Conducta', ha cumplido 37 años.

-¿Qué ocurrió?

-¿Por ejemplo?
de huelva información

Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psicopedagogía - Logopedia - Coaching -Sexología - Psicologia Forense

Plaça Arts 10 -Granollers
Carrer Granollers 114 - Barcelona

Movil: 625659811       Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias