Historia de la psicología XII

de Psicología


historia, psicología
La antigua medicina griega se basa en los misterios religiosos y la practicaban los sacerdotes de los templos, quienes conservaban los secretos. Los tratamientos consistían en buena medida el sueño, su gestión, dieta y ejercicio. Esta forma de medicina de los templos fueron refutadas por las escuelas de Hipócrates, quien rechazaba las creencias religiosas y las prácticas místicas en favor de teorías naturalistas y tratamientos basados en la observación, si bienrudimentarias.
Hipócrates (460-337 a. C.), a quien se le llamársele el padre de la medicina, nació en la isla griega de Cos, a poca distancia de la costa de la actual Turquía. Estudió ahí en el gran centro de medicina de los templos, pero fundó su propia escuela de medicina cuando posteriormente rechazó aquella tradición y alcanzó una célebre reputación como médico y maestro. Sólo algunos de los escritos médicos que se le atribuyen es probable que, de hecho, los ha descrito él, de modo que resulta difícil distinguir su aportación individual de la del sus discípulos. En consecuencia, conviene más tratarlo como líder representativo y vocero de su escuela médica.
Hipócrates afirmaba que el cerebro es el centro de las capacidades psicológicas: debe saberse en general y la fuente de nuestro placer, júbilo, risa y diversión, lo mismo que el de nuestro pesar, dolor, ansiedad y lágrimas no es otra cosa que el cerebro, también el cerebro es el asiento de la locura y el delirio.
Hipócrates sostenía que la epilepsia, la llamada enfermedad sagrada, es un trastorno del funcionamiento del cerebro y heladas explicaciones populares en término de una posesión divina son pseudoexplicacionesbasadas en la ignorancia: no creo que la enfermedad sagrada sea más divina o sagrada y cualquier otra enfermedad sino que, por el contrario, tiene características específicas y una causa definitiva. En mi opinión,  tienes otrora calificaban de sagrada a esta enfermedad eran del tipo de persona que ahora llamamos brujos, sanadores, curanderos y charlatanes. Al invocar un elemento divino ocultaban su propia incapacidad para dar un tratamiento adecuado y llamaban a esta una enfermedad sagrada para disimular su ignorancia sobre la naturaleza de la misma.
Hipócrates transformó la concepción que tenía de la salud como un equilibrio de una teoría imprudente de los cuatro humores: bilis amarilla, sangre, bilis negra y flema, formado supuestamente a partir de los cuatro elementos planteados por Empédocles. Según esta teoría, la bilis amarilla se forma del fuego, la sangre del aire, la bilis negra de la tierra y la flema del agua. De acuerdo con Hipócrates, la salud se deriva del equilibrio apropiado de estos rumores, y la enfermedad de su desequilibrio: la salud es principalmente el estado en el que esta sustancia  constituyentes están en la proporción correcta unas con otras, tanto en término de fuerza como de cantidad, y se mezclan debidamente. El color ocurre cuando una de las sustancias presenta una diferencia o un exceso o se separa del cuerpo y no se mezcla con la otra.
En consecuencia, Hipócrates recomendaba tratamientos ideados para restablecer el equilibrio de los humores, como una alimentación apropiada, descanso, ejercicio, baños, masaje y reírse.
Hipócrates suele caracterizársele como uno de los primeros en  practicar la medicina holista, ya que hizo hincapié en el poder curativo natural del cuerpo y en la necesidad de tratar los trastornos físicos y psicológicos como trastornos de todo el cuerpo. Sin embargo, no era reacio a la intervención médica. Recomendaba la trepanación para aliviar los tumores cerebrales y las sangrías para tratar trastornos que supuestamente se debían a un exceso de sangre, práctica médica popular que continuó hasta el siglo XVIII. También reconocía que las enfermedades y los trastornos físicos y psicológicos en ocasiones podían aliviarse mediante la simple de en la competencia y el compromiso del médico: algunos pacientes bastante consciente de que su afección es peligrosa recuperan la salud simplemente al confiarse en la bondad del médico.
Las explicaciones de Hipócrates sobre las enfermedades y los trastornos físicos y psicológicos sondestacables por sus detalles del diagnóstico. En el arte de curar ofreció descripciones abundantes de la artritis, la epilepsia, las paperas y la tuberculosis, así como de la paranoia, la fobia, la depresión, la manía y la histeria. Con base en sus estudios sobre daño y parálisis cerebrales establece un control contralateral en los hemisferios cerebrales ejercen sobre el cuerpo.
Hipócrates y sus discípulos desarrollaron un código de ética para los médicos, conocido ahora como el puramente hipocrático, y los médicos contemporáneos prometen seguir. Éste consiste en el mandamiento de no negarse a dar tratamiento a pacientes que no pueden costearselos y negarse a recibir pago alguno por tratar a pacientes que están en dificultades financieras.

Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psicopedagogía - Logopedia - Coaching -Sexología - Psicologia Forense

Plaça Arts 10 -Granollers
Carrer Granollers 114 - Barcelona

Movil: 625659811       Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias