Psicoterapia interminable: ¿El camino hacia la cura o el inmovilismo?

dePsicología 

La inmensa mayoría de los pacientes que llegan a una consulta de Psicología lo primero que preguntan es cuánto va a durar la terapia. De hecho, sus razones para preocuparse no son del todo infundadas ya que por la calle se escuchan muchas historias que afirman que la terapia psicológica puede extenderse durante semanas, meses e incluso años.

Así, cada vez que termina una sesión, el paciente puede estar esperando que el psicólogo le "dé el alta" pero en lugar de ello escucha un descorazonador: "nos vemos la semana próxima". Y la historia se repite semana tras semana.

De hecho, si hablas con los amigos, mantienes los oídos abiertos en algún bar o visitas los foros de discusión en Internet te asombrarás al encontrar un número relativamente grande de personas que han permanecido en terapia más allá del tiempo que pensaban fuese necesario para solucionar sus problemas.


Lo que dice la ciencia

Según un estudio publicado en la American Journal of Psychiatry, solo el 42% de las personas que recibe psicoterapia necesita entre 3 y 10 sesiones. No obstante, 1 de cada 9 personas acuden a más de 20 sesiones.

Para este 11% la terapia se puede convertir en un verdadero callejón sin salida. De hecho, esta investigación ha demostrado que mientras más larga es la psicoterapia, probablemente será más ineficaz. Sin embargo, muchos terapeutas se muestran reacios a admitir la derrota, sobre todo los psicoanalistas.

Continuando con las investigaciones científicas, un estudio publicado en la Journal of Counseling Psychology encontró que las personas solían mostrar una mejoría notable entre la séptima y la décima sesión. En esta ocasión se analizaron a casi 2.000 personas y halló que el 88% mejoraba después de la primera sesión pero la tasa de éxito iba disminuyendo conforme pasaba el tiempo. De hecho, después de 12 años el "índice de sanación" era del 62%.


La visión del terapeuta

Un curiosísimo estudio desarrollado en la Universidad de Pensilvania demostró que la mayoría de los psicoterapeutas tradicionales necesitan una media de 22 sesiones antes de reconocer que la terapia no está funcionando. De ellos, solo el 12% envía a sus pacientes a otro especialista para que emplee técnicas o una aproximación terapéutica diversa.

Las razones para esta "ceguera ante la inmovilidad" son muchas, una de ellas es que cada persona es un mundo y algunos trastornos psicológicos son particularmente difíciles de tratar. Y esto es cierto pero todo tiene un límite ya que en realidad muchas personas acuden al psicólogo con problemas bastante simples que pueden resolverse con dos o tres sesiones de orientación.


¿Un problema de perspectiva terapéutica?

Un estudio desarrollado en el National Institute for Health and Welfare en Finlandia encontró que los pacientes de los psicoterapeutas con una aproximación más proactiva mejoraban más rápidamente que los que acudían a psicoterapeutas con una perspectiva cautelosa y no intrusiva.

Obviamente, la aproximación cambia con cada caso pero en general, cuando alguien llega a una consulta porque su novio o esposa le ha abandonado no necesita pasarse horas hablando del tema o sacando a relucir detalles de su infancia sino que necesita orientaciones precisas y estrategias para hacerle frente a su dolor.

Por supuesto, no es un secreto para nadie que la terapia psicoanalítica suele ser larga mientras que las sesiones donde se aplica la terapia comportamental suelen arrojar resultados más rápidos. No obstante, el secreto está en que el terapeuta sea capaz de manejar diferentes técnicas en aras de aplicar la más adecuada a cada caso. No debemos olvidar que nuestro objetivo como psicólogos es brindarle las herramientas a la persona para que no dependa más de nuestra acción terapéutica.


La cuota de responsabilidad del paciente

Una relación psicoterapéutica es bidireccional, para que funcione, el paciente debe comprometerse de lleno con la terapia. Si no lo hace, esta podría extenderse más allá de lo previsto. Desgraciadamente, en el imaginario popular aún subsisten muchos mitos sobre lo que es realmente una sesión de psicoterapia. Algunos piensan que basta con tenderse en el diván a charlar mientras que otros creen que debemos darles consejos.

Lo cierto es que una sesión de psicoterapia tiene el objetivo de construir una relación en la cual el terapeuta ayuda al paciente a encontrar la mejor solución para sus problemas. Esto significa que el paciente también debe aprender a asumir sus responsabilidades.


Fuentes:
Heinonen, E. et. Al. (2012) Therapists' professional and personal characteristics as predictors of outcome in short- and long-term psychotherapy. Journal of Affective Disorders; 138(3):301-312.
Hyun-nie, A. & Wampold, B. E. (2001) Where oh where are the specific ingredients? A meta-analysis of component studies in counseling and psychotherapy. Journal of Counseling Psychology; 48(3): 251-257.
Crits-Christoph, P. (1992) The efficacy of brief dynamic psychotherapy: A meta-analysis. The American Journal of Psychiatry; 149(2): 151-158.
Howard, K. I. et. Al. (1986) The dose–effect relationship in psychotherapy. American Psychologist; 41(2): 159-164.


Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psicopedagogía - Logopedia - Coaching -Sexología - Psicologia Forense

Plaça Arts 10 -Granollers
Carrer Granollers 114 - Barcelona

Movil: 625659811       Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias