Si un hombre se masturba en la calle ¿Qué debo hacer?

La mayoría de los agresores visuales son hombres con un trastorno psicológico por el que se excitan con el miedo

Sales de trabajar después de las 10 de la noche, a esa hora hay poca gente en las calles, te diriges a la estación del metro más cercana. Haz tenido un largo día, pero por el temor común a un asalto en esta ciudad no bajas la guardia. Caminas a paso veloz y poco a poco sientes que alguien más en la calle va en tu misma dirección, te fijas discretamente y es un chico de tu edad, bien parecido, lleva traje, quizá salió de alguna oficina.



¿También va al metro? Tal vez, te alegras un poco de que alguien también se dirija al metro a esa hora, no hay nadie más en la avenida.

La acera es estrecha y caminas un poco más rápido para no estorbar al transeúnte nocturno pero de pronto él también acelera el paso, ves su sombra en el piso, se acerca te toca la mano. Volteas molesta esperando una disculpa pero tu mirada cambia en un segundo cuando descubres que se está masturbando.

¿Qué haces? ¿Corres, gritas, lloras, lo golpeas?

Por lo general son hombres que tienen un gran temor al sexo femenino, dice Juan Luis Álvarez-Gayou Jurgenson, director general del Instituto Mexicano de Sexología.

No son peligrosos, no son violadores, son hombres que tienen un trastorno psicológico tratable en psicoterapia, agrega.

Ante una situación como esa la víctima del agresor sexual debe estar preparada, y lo principal, es no tener miedo, no asustarse ni darle muestras de temor a exhibicionista.

Y si se tiene el valor, reírse de esa persona, intimidarlo con frases como ¿Con eso me quieres asustar?, dice Álvarez-Gayou Jurgenson.

El perfil del exhibicionista sexual, explica el fundador del Imesex, son hombres que se excitan con el temor que genera, por eso regularmente busca sitios donde haya mujeres jóvenes, cerca de preparatorias o secundarias, porque es más fácil asustarlas.

Al enfrentarse a un agresor visual, no se debe perder de vista que lo primordial es dejar de ser el estímulo de quien padece el trastorno.

Si la reacción de sorpresa es inevitable lo recomendable es huir de la situación, desplazarse o interponer a otras personas y, por supuesto, denunciar.

Para el doctor en Sexología, el problema del exhibicionismo está relacionado con la falta de educación sexual para hacerle frente. Las denuncias son valiosas porque a partir de ellas se pueden tomar medidas de seguridad al respecto.

Además, también es  una cuestión de género, las mujeres con un trastorno de exhibicionismo por lo general son remuneradas en un trabajo donde muestren sus genitales, como es en el cine para adultos.

En el Instituto Mexicano de Sexología se ofrecen cursos para niños, adolescentes y padres de familia.

Elizabeth Cáceres
fuente: excelsior.com


Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psicopedagogía - Logopedia - Coaching -Sexología - Psicologia Forense

Plaça Arts 10 -Granollers
Carrer Granollers 114 - Barcelona

Movil: 625659811       Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias