¿Cuál es el mejor modo de afrontar tus problemas?



Cuando nos sentimos deprimidos o preocupados por algo, una tendencia muy habitual consiste en tratar de analizar lo que ha pasado dándoles vueltas en la mente, repasando en la imaginación un determinado suceso y reviviéndolo, como si estuviera sucediendo de nuevo. Por desgracia, a menudo esto hace que acabes obsesionándote y sintiendo de nuevo el mismo malestar que sentiste cuando tuvo lugar el acontecimiento que te preocupa.Si tienes un problema es muy probable que sientas la necesidad de analizarlo y pensar en lo que ha sucedido; pero si haces esto has de tener en cuenta que existen dos formas de analizar tus problemas: una de ellas puede hacer que te sientas peor, mientras que la otra puede servirte de ayuda.

En otras ocasiones, las personas se van al extremo contrario, intentan no pensar, sacar el problema de la mente y hacer como si no existiera. Pero esto tampoco ayuda a sentirse mejor, e incluso puede empeorar las cosas. ¿Qué hacer entonces?

Un estudio realizado por psicólogos de la Universidad de California nos da una respuesta interesante: si quieres pensar en tus problemas debes hacerlo distanciándote de ellos, es decir, examinando tus emociones desde una cierta distancia emocional.

"Revisar nuestros errores una y otra vez, reexperimentar las mismas emociones negativas que sentimos la primera vez, tiende a mantenernos atascados en la negatividad", explica Ethan Kross, director de la investigación.

Los investigadores asignaron al azar a los 114 participantes a dos grupos que debían centrarse en sus emociones usando dos estrategias diferentes durante un ejercicio en imaginación guiada que implicaba recordar una experiencia que los hizo sentirse abrumados por la tristeza o la depresión. Uno de los grupos debía volver en su imaginación al momento y lugar del suceso y revivirlo como si estuviera pasando de nuevo, e intentaran entender las emociones que estaban sintiendo, así como sus causas. Por el contrario, el segundo grupo debía volver en su imaginación al tiempo y lugar de la experiencia y verlo ocurrir desde la distancia, como si lo estuvieran observando desde fuera, desde lejos, e intentaran entender lo que sentían y las razones de esas emociones.

Tras terminar el ejercicio, los miembros del segundo grupo (el que se había distanciado de la experiencia) dijeron sentir menos ansiedad, depresión o tristeza, comparados con los componentes del primer grupo. Una semana después seguían manteniéndose estos resultados.

Otro estudio relacionado mostró que los participantes que adoptaron esta perspectiva de distanciamiento mientras pensaban en sus problemas relacionados con la ira, mostraron reducciones en su presión arterial.

Estos resultados están en la línea de las investigaciones de las llamadas psicoterapias de tercera generación, como aquellas basadas en mindfulness. Los psicólogos que practican estas terapias se centran menos en cómo manipular y modificar el contenido del pensamiento (como hace la terapia cognitiva) y más en el contexto, es decir, en modificar el modo como vemos nuestros pensamientos y emociones y cómo nos relacionamos con ellos para que no controlen nuestra conducta.

fuente: about.com


Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psicopedagogía - Logopedia - Coaching -Sexología - Psicologia Forense

Plaça Arts 10 -Granollers
Carrer Granollers 114 - Barcelona

Movil: 625659811       Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers
Facebook: https://www.facebook.com/PsicoGranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias