Hiperactividad: Adultos que no paran quietos

Hasta un 40% de los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) también lo tienen de mayores. Así lo explicó hace una semana José Ángel Alda, jefe del servicio de Psiquiatría y Psicología del hospital Sant Joan de Déu de Barcelona. Con este dato sobre la mesa, concluimos sin duda que este es uno de los trastornos psiquiátricos más frecuentes cuando se alcanza la edad adulta. Cierto es que la hiperactividad y la impulsividad se pueden ir perdiendo conforme el enfermo va creciendo pero es una enfermedad crónica, con riesgos asociados como la psicosis o la depresión y con consecuencias emocionales y laborales para el individuo.

Así surge

Debemos descartar la educación y el entorno del niño como causa de este trastorno por diversos aspectos que lo excluyen, a saber: por un lado, el factor genético, que explica entre el 50% y el 75% de los casos. Por otro, y en menor medida, el resto de agentes involucrados en el desarrollo del TDAH. En este sentido, está cada vez más claro que existe una falta de desarrollo en el lóbulo frontal del cerebro implicado, según indicó al diario El País Esther Cardó, neuropediatra del hospital Son Llazer de Palma de Mallorca. Debemos tener en cuenta también aspectos como los neuroquímicos y los ambientales, como lo son que la madre fuera fumadora o bebedora o que el niño se expusiera a daños cerebrales graves.

Cómo reconocerlo

En pleno 2012 carecemos todavía de un método analítico para diagnosticarlo. Toda conclusión queda reducida a una evaluación clínica del comportamiento del niño 'sospechoso' de padecer TDAH. Habrá que fiarse por tanto de lo que observen tanto los padres como sus profesores y lo que analice el propio especialista. De esta forma, no es extraño que se produzcan casos de infradiagnóstico o de lo opuesto.

Perfil del adulto con TDAH

El doctor Francisco Montañés, jefe de la unidad de psiquiatría del la Fundación Hospital Alcorcón cuenta que algunos de los adultos sí llegan a conservar alguno de los síntomas de desatención, hiperactividad o impulsividad que presentaban en su infancia. Diariamente los encontramos desorganizados, con cambios de humor, despistados, impuntuales en sus citas, con tendencia a trasnochar, abusar del tabaco, café u otras sustancias. Incluso son propensos a tener accidentes, problemas de pareja o laborales y, cómo no, experimentan la necesidad de estar siempre activos.

Sin embargo, Montañés explica que "muchos TDAH son extremadamente inteligentes si bien en el colegio se decía que no ponían de su parte o no se centraban, Algunos malos estudiantes infantiles y adolescentes maduran en sus capacidades cognitivas en edad universitaria y acaban destacando en informática, ciencias o artes en una especie de resurgir intelectual tardío muy típico del TDAH (el TDAH es en el fondo un retraso de maduración de funciones cognitivas)".

En el lado contrario, existen los enfermos de TDAH con coeficiente intelectual bajo, que han experimentado fracaso escolar, que llegaron a abusar de los estupefacientes y que se encuentran marginados de la sociedad
http://www.ideal.es/almeria

Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psicopedagogía - Logopedia - Coaching -Sexología - Psicologia Forense

Plaça Arts 10 -Granollers
Carrer Granollers 114 - Barcelona

Movil: 625659811       Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias