El Ego en terapia Gestalt

El ego, ese eterno incomprendido una visión desde la Terapia Gestalt. 

Nuestro ego nos ha salvado la vida, no es cosa de decir que hace las cosas mal o que en él todo está equivocado. Hablemos con respeto y cuidado de la construcción psíquica que nosotros mismos hemos construído. Si cuando somos adultos nos deja de servir dicha construcción edificada en la infancia es, nada más y nada menos, porque nuestras circunstancias y nosotros mismos tenemos otro acervo piscológico-emocional y distintas demandas sociales que cuando éramos niños. Pero el ego nos ha ayudado durante mucho tiempo a sobrevivir.
En la edad adulta nuestra necesidad es dejar de sobrevivir para dar paso a vivir con bienestar. Según la Terapia Gestalt, dicho bienestar viene dado por: reconocer e identificar ese ego como propio, conocer y limpiar sus mecanismos y automatismos y seguir en disposición de darnos cuenta continuamente de cómo funciona.
Un gran porcentaje de lo que construimos egóicamente nos sirve y nos seguirá sirviendo para ciertas circunstancias. Por ejemplo, nuestras habilidades, son parte importante de nuestro ego y nadie dirá que usarlas es insano para nosotros mismos. El problema es creer que debemos usar dicha habilidad en toda circunstancia y para alcanzar todo lo que queremos.
Nuestro gran error es construir un ego estático y rígido pensando que sirve para todo. Al igual que el piano, nuestro ego tiene muchas teclas y nosotros gastamos gran parte de nuestra vida tocando una melodía de un sólo sonido. Sin embargo, tocar una melodía egoica significa transitar por todo lo que somos con autenticidad y responsabilidad.

Blog "El Ego en Terapia Gestalt" creado por Paulina Ramírez psicologa integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada
    
  Somos EGOistas porque es lo único que tenemos
No tenemos más herramienta que nuestro ego, con sus percepciones e interpretaciones del mundo. Si somos capaces de tomar al ego como una construcción psíquica generada a partir de la biografía de cada uno de nosotros, podremos conocer cómo funciona y, sobre todo, hacernos cargo de que ese funcionamiento y "mantenimiento" nos compete a cada uno.
El ego es como una máquina que, bien engrasada y limpia, nos permite relacionarnos con el mundo y con los demás de forma auténtica. No es cosa de destruirlo, sino de hacernos cargo responsablemente de su funcionamiento.  

Via Qualia. 
Adriana Reyes- Psicóloga Col.19.831
Mobil: 670563698

Plaça Arts 10 -Granollers
Carrer Granollers 114 - Barcelona

Movil: 625659811       Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias