Las Llamadas Relaciones Tóxicas...


de NasKathy



“Dime con quién andas y te diré que quieres”
#RefranesModernos

Mucho he comentado por los twits sobre las relaciones tóxicas, o también llamadas peligrosas o tormentosas. Pero, poco he escrito en detalle sobre este modo de vincularse. Me he animado a escribir sólo un poco sobre este “particular estilo”; ya que he recibido la inquietud de muchos sobre este tema, ya sea por twitter o por correo electrónico.

El primer punto que quisiera aclarar tiene que ver con el nombre de “relaciones tóxicas”. Utilizo ese título ya que me permite se pueda realizar rápidamente una asociación con los que le sucede y lo que describo. Sin embargo, esto no quiere decir que las relaciones tengan NOMBRES. No existen relaciones totalmente sanas o totalmente patológicas. Cada pareja por sus miembros en particular que la componen tienen un estilo de vínculo, lo que harán algunas relaciones mas “sufridas” que otras. Además se debe  tomar en cuenta lo que buscamos en las relaciones.

No me gusta clasificar, me gusta describir, por lo tanto mencionaré el término de: “relaciones tóxicas” para referirme a este estilo muy particular y común que presentan las parejas dejando BIEN CLARO que se refiere a un vínculo que nos hace sufrir pero que NO porque se rompa se DETIENE se puede vivir incluso así no SE ESTE EN PAREJA. Es un vínculo repetitivo en las amistades, la familia, etc. Este vínculo será doloroso en la medida en que los individuos estén apegados al dolor y al estilo particular de VIVIR EL AMOR.

“El sufrimiento en una relación da información vital de cómo ese sujeto vive el amor”.

Sembramos una relación que nos hace daño. Sí, nos encontramos con una relación que aunque no se haya dado en las condiciones que hubiésemos esperado, ahí nos quedamos a pesar del dolor que empezamos a sentir y que al pasar los años se hace más agudo. Nos damos cuenta de un momento a otro que esos límites que pensábamos no atravesar lo atravesamos hace mucho tiempo atrás y nos preguntamos ¿Qué nos pasó?
El principal detalle importante y clave sobre las llamadas “relaciones tóxicas” tiene que ver con un juego de mucha intensidad. Así como cuando están bien los momentos son PERFECTOS, cuando están mal los momentos son TERRIBLES, piensan algunos que pueden llegar a morir por el dolor. Relaciones que están marcadas por ciclos de felicidad-tristeza; satisfacción-decepción; provocación-explosión; luchas de poder donde el interés es ganar NO AMAR.

En estos ciclos que mencioné caben muchas cosas: Buen sexo, comunicación y sinceridad ABSOLUTA, decepción e ira retenida, búsqueda de venganza, satisfacción y culpa, miedo por la pérdida del otro, humillación, manipulación, felicidad EXTREMA, por último pero no menos importante tener la idea mística de que ese amor:…”ES ÚNICO, NADIE A VIVIDO UN AMOR ASÍ, NO SABÍA LO QUE ERA EL AMOR HASTA ESTE MOMENTO, HAY QUE VIVIRLO PARA SABERLO, ESTAMOS DESTINADOS A ESTAR JUNTOS EN ESTA VIDA O EN LA PRÓXIMA…”. Idealizamos casi de manera psicótica la relación. Creamos y nos creemos excusas místicas para considerar la relación como única y por lo tanto IMPOSIBLE de romper.

Este es el segundo aspecto: …”NO PUEDO VIVIR SIN EL, SIN ELLA MI VIDA NO TIENE SENTIDO...” La imposibilidad de la vida por la imposibilidad del amor. No es apego, va más allá del apego sano necesario para consolidar y mantener una relación. Es una simbiosis parasitaria donde el uno no se piensa sin el otro. Para los que se pregunten en este momento: ¿Eso no es amor? si para ti es amor, será amor. Ahora, reflexiona, si piensas de ese modo el amor entonces quiere decir que tu pareja está CONDENADA a complacerte y tú a él (la) y eso en cualquier vínculo es tortuoso e imposible. Por lo tanto, CUIDADO con las “fórmulas que pensamos en las que se debe vivir el amor, a veces son ellas las que nos condenan a sufrir”.

Otro aspecto indispensable se refiere a los JUEGOS en la comunicación. Esta pareja goza de una SUPERFICIAL pero APARENTE PROFUNDA COMUNICACIÓN. Esta relación así aparente gozar de decirse TODO Y ABSOLUTAMENTE TODO, sufre por las MENTIRAS que se descubren en ellas. Generalmente esta comunicación profunda se tiene en los ciclos de felicidad, pero cuando se comienza la hostilidad es cuando se reconoce que la sinceridad ha sido todo, menos eso. Por lo tanto la comunicación no es clara, se espera siempre que la pareja adivine los deseos, y se provoca con intensidad en él hasta discutir. Como uno de los miembros de la pareja no desea decir claramente su duda o lo que lo aqueja comienza un plan de provocación hasta conseguir que sea el otro su presa y confiese lo que él ha estado esperando. Un juego perverso de búsqueda y escape irresponsable. (Considero que este es el aspecto más difícil de tratar).

En este punto algunos dirán: ¿Qué hago? ¿Puedo salir de esta relación sin necesidad de terminar con mi pareja? En pareja o en el vínculo TODO es posible menos MANTENER EL AMOR DEL OTRO OBLIGATORIAMENTE. En primer lugar es importante entrar a un proceso de análisis personal y para esto se necesita tumbar algunos paradigmas acerca de la consulta psicológica. “En la consulta no pasará nada que NO se quiera que pase” Por eso algunas veces no ocurren cambios porque en realidad no se quieren. La revisión debe comenzar de manera individual para así poder modificar el vínculo si es que realmente se está dispuesto a profundizar en sí mismo.

Cambiar en pareja no es cambiar con algunas recetas o estrategias básicas de comunicación. No. Se debe profundizar en el modo de vincularse de cada uno, los juegos de comunicación, el modo en el que se piensa el amor y de esta manera poder reinventarnos dentro de el. Así comenzar a experimentar un nuevo estilo de relación e identificar si la pareja que decidí me acompañara me ayudará al cambio o no me ayudará. Son muchas cosas las que están en juego cuando decidimos comenzar un proceso terapéutico. Por lo tanto se debe estar claro que en este proceso hay cosas que deben arriesgarse y que de repente es la pareja la que se pierde, o por el contrario, nuestra pareja está tan motivada como nosotros y se reinventan en la relación por el proceso terapéutico.


Lo que sí es cierto es que terminando la relación no ASEGURAMOS que no repetiremos. Revisarnos es una tarea de vida que buscaremos evadir como sea posible, pero que siempre nos hará sufrir mientras lo intentemos.

Psic. Katherine González. 
Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psicopedagogía - Logopedia - Coaching -Sexología - Psicologia Forense

Plaça Arts 10 -Granollers
Carrer Granollers 114 - Barcelona

Movil: 625659811     
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias