Trastorno del Espectro Autista y Acoso Escolar

de Psicología al día por Silvia Valero Loro

Trabajando en los centros escolares me doy cuenta de lo importante que es la inclusión educativa tanto para los alumnos con necesidades educativas como para los que conforman la mayoría de alumnado "ordinario". Pero la inclusión es un arma de doble filo: muy positiva para instaurar valores como el respeto a la diferencia pero negativa porque esta diferencia muchas veces no es comprendida y, por ende, no respetada, sobretodo en los cursos de la Educación Secundaria Obligatoria, la adolescencia. Con gran seguridad podría confirmar que la gran parte del alumnado con Trastornos del Espectro Autista son víctimas de acoso escolar.
Un estudio reciente de Estados Unidos (*) confirma que, desde el 2001 hasta ahora, casi la mitad de los alumnos con TEA han sido víctimas de acoso escolar.
Los resultados de este estudio indican que la prevalencia de adolescentes con algún tipo de autismo víctimas de acoso se sitúa en un 46,3% y que el 14,8% del alumnado han formado parte de la agresión directa como agresor o indirecta como observador pasivo. Causas del acoso escolar en Trastornos de Espectro Autista El autista, en su condición de "diferente" pero con inteligencia y apariencia física normales, hace que el resto de los alumnos no entiendan porqué se comporta así y se convierta en el "rarito" de clase.
Sus características de baja calidad de interacción social y falta de habilidades sociales hace que no tenga picardía, no sepa qué hacer ante situaciones nuevas o inesperadas, no entienda las reglas del juego o las bromas, que quiera hacer amigos y no sepa cómo, … Es la víctima perfecta.
Y esta burla al alumno "diferente" lo he vivido en persona, tanto en el aula como en la calle. Una chica, de apariencia normal, que sube a un autobús repleto de alumnos que acaban de salir del cole. Quiere sentarse en su "asiento" de siempre pero está ocupado. La chica no sabe cómo decir que ése es "su" sitio así que empieza a chillar reclamándolo. Los chicos la conocen pero alucinan con lo que están viendo y empiezan a imitar sus sonidos provocando en la chica un malestar injustificado. Y ante las burlas y humillaciones, estos alumnos sufren. Son altamente vulnerables y se sienten indefensos bajo la mirada pasiva del profesor u otras personas. Muchas veces, el profesor confiesa que está muy ocupado atendiendo a su clase de 30 alumnos como para hacer de profesor particular de cada uno de los alumnos con Necesidades Educativas Específicas. Qué podemos hacer? La mayoría de las situaciones de acoso escolar se podrían evitar. El trabajo de prevención es una de las prioridades que debería reflejarse en cualquier programa de centro. Por ello, desde aquí, quisiera hacer un llamamiento a los centros para que trabajen la inclusión con alumnos, padres y profesores y que incluyan en sus programas de convivencia escolar, el acoso que pueden experimentar los alumnos con dificultades.
  • Compañeros:
Explicar a los alumnos de clase por qué ese compañero hace cosas "raras" no solo servirá de prevención para evitar el acoso escolar sino que todos podrán vivir experiencias comunes que les dará más riqueza personal y valores morales que escapan a las escuelas que no realizan inclusión escolar. La escuela tiene un papel importante en aplicar sus conocimientos a actividades que mejoren la convivencia escolar y a enseñar habilidades personales (empatía) y sociales (asertividad)
  • Centro escolar:
Las intervenciones a nivel de centro escolar deben estar orientadas a explicar tanto las características de TEA (conversación, habilidades sociales, conducta repetitiva) como la de los trastornos comórbidos (por ejemplo, TDAH). También debe implicarse todo el profesorado supervisando los espacios abiertos y comunes susceptibles de ser escenarios de acoso como el patio, lavabos, etc.
  • Padres y familiares:
Los padres son los primeros que se dan cuenta que a su hijo/a le pasa algo. La conversación con este tipo de trastornos es sumamente difícil pero el trabajo y la constancia obrará en beneficio de todos. Ocupar 15 minutos del tiempo a hablar y compartir en familia es vital. Poco a poco el/la niño/a autista se abrirá al mundo familiar y hablará de sus experiencias así que hay que estar alerta para aprender e interpretar su lenguaje   (*) Sterzing et al (2012). Bullying involvement and autism spectrum disorders. Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine. 166 (11), 1058-1064


Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psicopedagogía - Logopedia - Coaching -Sexología - Psicologia Forense

Plaça Arts 10 -Granollers
Carrer Granollers 114 - Barcelona

Movil: 625659811       Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias