El narcisismo la enfermedad de nuestro tiempo

de Psicología y Terapias 

narcisismo, espectro
El culto de sí mismo iba implícito un cuestionamientomoral, si tiene forma de espectro, es porque nada bueno significa, y le es endilgado, por lo general, enteramente a loshomosexuales.
Ahora bien, si uno tuviese que seleccionar que personajes de nuestra sociedad son, por definición, cultores de sí mismo, muy probablemente elegiría, antes que a ningún otro, a losfísicoculturistas. Cuerpos trabajados durante horas frente al espejo, músculos modelados obsesivamentenarcisismopuro. Muchísimos de ellos, por supuestos, homosexuales, y dentro de éstos muchos, un alto porcentaje, gaysreprimidos.
Si uno tuviese que decir espontáneamente en nombre del primer físicoculturista que se le viene a la cabeza, indudablemente mencionaría al ex actor o a al gobernador de California, Arnold Schwarzenegger. Pues bien, el protagonista de terminator pidió en su momento al fiscal general de California que tome las medidas necesarias para impedir los matrimonios homosexuales en San Francisco. Y aquí viene lo que decíamos al comienzo del apartado anterior, acerca de que la comparación entre la clonación y el armamentismo, o el narcotráfico, también parece valer con relación al culto de sí mismo. Es que en declaraciones de Schwarzenegger reiteró su oposición a las ceremonias que se han estado celebrando con la aprobación del alcalde de San Francisco. En dicha ciudad están  concediendocertificados de matrimonios a parejas del mismo sexo. Quizá lo próximo sea que otra ciudad conceda permisos para llevar armas de gran calibre, u otra emite permiso para la venta de drogas. No se puede hacer, declaró el protagonista de terminator.
Equiparar el matrimonio, una decisión que supone un acto de amor, con el tráfico de armas o el narcotráficopuede ser considerado un exabrupto si no fuese por el exabrupto mismo es un elemento constitutivo del propio personaje. Personaje que no puede abandonar la ficción, y que anduvo por la vida real como compañero de andanzas del cowboy de TexasW Bush, quien en su momento anunció oficialmente que apoyaba una enmienda de la constitución norteamericana por la que se prohibía el matrimonio homosexual en Estados Unidos. Se trató, no obstante, en otra cruzada más del célebre ex alcohólico por salvaguardar, según expresó ante las cámaras de todo el mundo, la santidad del matrimonio entre el hombre y la mujer, que impedir que los jueces cambien la definición de la más perdurable institución humana. Esas acciones han creado confusión en un tema que exige claridad. El matrimonio no puede separarse de sus raíces culturales, religiosas y naturales.
Más allá de que detrás de la propuesta de enmendar la constitución hubiera, indudablemente, una especulación electoral, puesto que ese año se votaba para presidente, sería demasiado ligero pasar por alto que existe un profundo acuerdo de principios entre los principales líderes de la reacción mundial.
Estamos en presencia de una esquizofrenia mortal, mientras se proclama desesperadamente la necesidad de restablecer el orden familiar como célula de la sociedad, el estatuto norteamericano no puede dejar de arrojar a cada paso, por la sencilla razón de que los estadistas no saben cómo desandar lo que sucede hace rato en la sociedad.
No obstante, cruzados y no cruzados, defensores de la santidad del matrimonio como defensores de la libertad matrimonial, no tienen nada para ofrecer a la humanidad, en tanto defensores del régimen de explotación del trabajo ajeno. Observe, si no, como la pedofilia no es un fenómeno restringido al ámbito de la Iglesia Católica. Hace un tiempo estalló el escándalo en la ONU por las violaciones y los abusos sexuales cometidos por los cascos azules y el personal de sus misiones humanitarias contra miles de niños y niñas africanas. Pero el abuso sexual no es el único tópico que une al Vaticano con el resto de los estados del planeta organizados políticamente en naciones unidas. También nos unen las mismas preocupaciones, ya que a diferencia de los últimos diez años en que la prioridad de la Santa Sede fue el rechazo al aborto, porque aparecía en la agenda de la ONU, ahora son otras las urgencias porque otra es la agenda más o menos inmediata del organismo internacional. En ella sobresalen cuestiones como la homosexualidad, el concepto de familia y la clonación.
Sería decoroso, entonces, que los intelectuales revisaran concienzudamente la inspiración ideológica del temerario que comparten para el orden del día, porque ya va siendo hora de que se hagan cargo de sufuncionalidad. En un milenio recién estrenado y alumbrado por el planteo de las discusiones, parece que muchos intelectuales no son siquiera capaces de romper lanzas con el pensamiento oscurantista y suprolongación militante. Y no por casualidad, si quienes publican, opinan por los medios o dictan cátedras en launiversidades cuestionan la cientificidad del conocimiento histórico, que, en tanto discurso, valdría tanto como cualquier sermón de la Iglesia planteando el perdón para los genocidas de las últimas dictaduras, no quedará más remedio que admitir que existe una confluencia objetiva entre una parte importante de la intelectualidad de un lado, y el clero y el imperialismo del otro, acerca del adversario que debe ser inutilizado, desvalorizado, relativizado, vulgarizado y reducido a la mínima expresión. En otras palabras, a una forma más, apenas, de contar las cosas.
Ese adversario es el que reivindica la capacidad del pensamiento humano para discernir las regularidades y las discontinuidades, para diagnosticar y hacer predicciones en cuanto a los fenómenos sociales, para planificar la solución a las necesidades humanas de alimentación, salud, educación, vivienda, el que vive denunciando alnacionalismo burgués como un aliado embarazoso de la dominación de la Iglesia y del capital financiero internacional en los países oprimidos, en la megamineríamediáticomediático la conciencia de la opinión pública en el preciso momento en que a esta se le presenta, frente sus ojos y con meridiana claridad, el pavoroso contraste entre una terrorífica concentración de la riqueza en un polo de familias ricas y un brutal incremento de la miseria social.
En países como Latinoamérica, el nacionalismo burgués ha encontrado siempre, como compañera de ruta, en algún cruce del camino, a esa guardiana ideológica que es la Iglesia. ¿Qué inspiración tiene, si no, el concepto de comunidad organizada?. ¿Por qué siguen aumentando los subsidios a la educación confesional?. ¿Por qué no se legaliza de una buena vez el derecho a interrumpir el embarazo no deseado?.
Por eso, el clero, más allá del signo ideológico de los gobiernos y de su tendencia, tercermundistas oconservadora, cada día gana más peso en los sistemas educativos nacionales.
Por eso, continuó en forma sistemática la demolición de la escuela pública.
Pero, como es justo darle al César lo que es del César, hay que reconocerle a la curia un gran medio, aunque no se lo proponga. Y es que precisamente le descorre el velo de hipocresía al abanico de profesoresbienpensantes, la corporación académica, por una razón tan sencilla como concluyente, no se puede defender en serio el pensamiento científico sin adherir, sin remilgos, a la tarea de organizar la sociedad en su conjunto sobre nuevas bases. Y la herramienta crítica más adecuada para ello, esperemos haberlo demostrado a lo largo de este material, no querernos que pueda ser otra, en el momento histórico actual, que el materialismo dialéctico.

Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psicopedagogía - Logopedia - Coaching -Sexología - Psicologia Forense

Plaça Arts 10 -Granollers
Carrer Granollers 114 - Barcelona

Movil: 625659811       Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias