Las lagrimas de un padre

Dentro de lo que se seria un proceso de duelo os comparto esta bonita historia.

 Imágenes integradas 1

 Un hombre padecía lo peor que le puede pasar a un ser humano: su hijo había muerto!. Desde su muerte y durante años, no podía dormir. Lloraba y lloraba hasta que amanecía. Hasta que se le aparece un ángel en su sueño, y le dice: ¡basta ya de llorar! "no puedo soportar no verlo nunca más"- respondió el hombre. -el ángel le dice:¿quieres verlo? Y al confirmarle que sí, lo toma de la mano y lo sube al cielo. -ahora lo vas a ver, quédate acá. A una orden suya, empiezan a pasar un montón de niños vestidos como angelitos, con una vela encendida entre las manos. El hombre dice: -¿quiénes son? Y el ángel le responde: son los niños que han muerto , y todos los días hacen este paseo con nosotros, porque son puros. ¿mi hijo está entre ellos? -preguntó el hombre. Sí, ahora lo vas a ver – le contestó, mientras pasaban cientos y cientos de niños. Ahí viene, y el hombre lo ve, radiante como lo recordaba. Pero de pronto, algo lo conmueve: entre todos, es el único chico que tiene la vela apagada. Siente una enorme pena y una terrible congoja por su hijo. El chico lo ve, viene corriendo y se abrazan con fuerza, y le dice: -hijo, ¿por qué tu vela no tiene luz? ¿por qué no encienden tu vela como a los demás? Su hijo le responde: -papá, sí encienden mi vela cada día, igual que la de todos, pero..., ¿sabes? Cada noche tus lágrimas apagan la mía.

Si necesitas superar un proceso de duelo llamanos y una mano amiga estará allí.
--
Jaume Guinot
Psicòleg col·legiat 17674

625 659 811  - Atenció 24h
info@psicologiagranollers.com

Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adults - Teràpia de parella  Psicopedagogia - Logopèdia - Coaching - Sexologia - Psicologia Forense 

[Web] www.psicologiagranollers.com
[Blog] psicologiagranollers.blogspot.com
[Twitter] @psicogranollers
[Facebook] www.facebook.com/PsicoGranollers

Plaça Arts 10 - 08401 Granollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias