Me ha dejado. La ruptura de una pareja


La ruptura de una pareja, como cualquier otra ruptura o pérdida de la vida es algo que requiere de un proceso de duelo, de un proceso de aceptación de la perdida, de cura de las heridas y de ponerse en situación de poder continuar con la vida tal como nos gustaría. Este proceso para unos puede ser más o menos rápido, para otros podría ser lento y doloroso, y para otros se podría anclar en un momento de este proceso, requiere entonces de la intervención de un psicólogo que ayude a superar el momento y continuar.

Las etapas de una ruptura no siempre serán iguales para todos, uno puede hacer el proceso como dije más rápido, alguno saltara pasos o los hará de dos en dos, pero finalmente podríamos decir que el paso por ellos es imprescindible. Seguiremos aquí el modelo de Gullo y Church. 

Shock, sería la primera etapa. Intentamos darnos cuenta de que pasa, ante algo que no sabíamos, que no habíamos visto o no habíamos querido ver, pero que ahora nos golpea con la realidad que no tenemos más remedio que enfrentar. En este momento el golpe puede dejarnos sin movimiento, centrando toda la atención en lo que pasa en este instante. Suele durar entre un día y meses según la persona.

Pena como segunda etapa donde el dolor tras el primer impacto empieza a salir hacia el exterior. En este momento todo lo vemos negro, como negativo y toda la historia con la persona con la que estábamos se convierte en una sucesión de episodios negativos, quedando los positivos en un segundo plano. Por otro lado hay quien se centre en el recuerdo de la persona, buscando constantemente el recuerdo de la voz, el contacto, la imagen, preguntando a los amigos o espiando las redes sociales. En este estado estarían las personas que siguen molestando a sus ex, incluso a través de los hijos cuando los hay. Para esta persona será necesario el trabajo con el psicólogo para poder continuar con otra vida, o el recuerdo de la anterior donde sigue anclado le impedirá vivirla con plenitud.

Búsqueda de culpables de la situación es lo siguiente que acontece en este proceso. Ya nos hemos dado un golpe de realidad, y hemos entrado en el dolor, y este dolor que crece más y más se hace insoportable, en este momento pues buscamos una causa externa o interna a nosotros que justifique el dolor. Cuando la culpa se lleva hacia dentro, hacia la propia persona, se convierte en conductas impulsivas de alimentación, de bebida, de drogas o de sexo, incluso relaciones sentimentales sin ninguna base ni propósito. Los que buscan la causa fuera a menudo acusan al otro cargándole el tener que pagar por ese daño y quedándose en el segundo paso, también haciendo daño a terceros y entre ellos o familiares, amigos, hijos o culpables imaginarios en el entorno.

Aceptación será el paso donde aceptamos que todo termino. Enterramos ese dolor lentamente para poder continuar con nuestra vida de nuevo. Contra ese dolor se empieza a vislumbrar una energía que nos lleva hacia adelante, hacia lo que tenga que venir ahora.

Reconstruir la vida y rehacer aquello que quizás se quedo por el camino, creando las bases del nuevo mundo que se abre frente a nosotros.

Finalmente la vida esta continuando, ya ha pasado el problema y todo sigue adelante. Si no es así te recomiendo que contactes con nosotros en Psicología Granollers y te ayudaremos.

Más artículos sobre la pareja en Psicología Granollers


--
Jaume Guinot
Psicòleg col·legiat 17674

625 659 811  - Atenció 24h
info@psicologiagranollers.com

Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adults - Teràpia de parella  Psicopedagogia - Logopèdia - Coaching - Sexologia - Psicologia Forense 

[Web] www.psicologiagranollers.com
[Blog] psicologiagranollers.blogspot.com
[Twitter] @psicogranollers
[Facebook] www.facebook.com/PsicoGranollers

Plaça Arts 10 - 08401 Granollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias