¿Se pueden tener relaciones sexuales estando embarazada?

Es una consulta habitual dentro de los temas de sexología si se puede hacer el amor mientras se lleva a término un embarazo.


A menudo las parejas se preocupan por los daños que un contacto sexual puede tener sobre el futuro bebé pero en general y excepto algún problema especifico, y siempre que están logren ser gratificantes, no hay justificación física para que esto no sea así. Hay que tener en cuenta eso sí que pueden existir problemas de índole psicológica por estos miedos.
Algunos de los miedos más comunes son:
-La penetración podría adelantar el parto. Esto no está demostrado y solo afectaría en el caso que el parto ya estuviera cercano.
-Nada de sexo ni en el primer ni último trimestre. Tenemos que consultar con el ginecólogo como dije por si hay algo específico, pero no tiene porque ser así.
-Es necesario el uso del preservativo para las infecciones. Si no hay un riesgo previo o una conducta de riesgo que lo justifique no tiene por qué. Hay que tener en cuenta no practicar el coito vaginal después de haber mantenido relaciones anales.
-El embarazo hace que no se tenga deseo sexual. Lógicamente si la mujer se encuentra mal por el embarazo esto si será así, como también lo será por los cambios hormonales durante los días que estos se produzcan o por la incomodidad de la situación y del volumen del abdomen.
-Podría dañar al bebe teniendo sexo. El bebe queda apartado de la zona donde se produce la penetración, por lo que en ningún caso se verá afectado por ella, además de estar protegido por el útero y el líquido amniótico.
Si son miedos reales que deben hacer que se abandone el sexo:
-Riesgo de abortos
-Hemorragias.
-Aparición de contracciones prematuras.
-Enfermedades.
-Pérdidas de líquido amniótico.
Ante la duda con los miedos lo mejor es consultar al ginecólogo que aplicara la mejor solución al caso concreto.
Hay que tener en cuenta que hay algunas posturas que son mejores que otras, sobretodo por lo incomodo en determinado momento del embarazo.
-Misionero. El encima y ella debajo además de no ser cómoda a partir del primer trimestre producen una presión innecesaria.
-La cuchara. Los dos tumbados hacia el mismo lado, la espalda de ella contra el pecho de él y las piernas encogidas. Esto mejora la facilidad de penetración sobretodo al final del embarazo ya que la penetración es menos profunda.
-Piernas cruzadas. Los dos tumbados entrecruzan las piernas, evitando así una presión sobre el útero. También es bueno que la mujer se eleve un poco la espalda con un cojín para estar más cómoda.
El sexo no es solo el coito y por lo tanto hay que tener en cuenta que se pueden tener otro tipo de contactos sexuales como masturbación o sexo oral
Para problemas de Sexología podéis contactar con nosotros aquí.


--
Jaume Guinot
Psicòleg col·legiat 17674

625 659 811  - Atenció 24h
info@psicologiagranollers.com

Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adults - Teràpia de parella  Psicopedagogia - Logopèdia - Coaching - Sexologia - Psicologia Forense 

[Web] www.psicologiagranollers.com
[Blog] psicologiagranollers.blogspot.com
[Twitter] @psicogranollers
[Facebook] www.facebook.com/PsicoGranollers

Plaça Arts 10 - 08401 Granollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias