Toda emoción que resistas, más persiste




El dolor es, él mismo, una medicina decía Cowper. Desde la terapia Gestalt, entendemos que si no tuviéramos sentimientos dolorosos no sabríamos qué es estar "bien". No sabríamos que es sentirnos contentos. Sin dolor, tristeza, miedo, angustia, rabia, no podríamos valorar la alegría, el gozo y la sorpresa. Muchas veces nos resistimos a los sentimientos más desagradables y dolorosos y no los queremos dejar entrar, o nos oponemos a ellos con todas nuestras fuerzas. Te suena, lo de: ¿No pienses en un elefante rosa? ¿Qué ocurre? ¿has pensado verdad? Lo mismo sucede con las emociones.


Cuanto más te opones más aparece la emoción. Volvamos al ejemplo del elefante. Si decimos: "No pienses en un elefante rosa", lo  que va a pasar es que nuestro cerebro no va a procesar el no, y va a pensar en el elefante rosa. Con las emociones ocurre lo mismo. Si decimos: "No quiero estar triste" y nos resistimos al estar triste, nuestro cerebro va entender que queremos estar tristes, y por tanto, más disgustados y con pena vamos a estar. 

Los sentimientos que experimentamos que son más desagradables para nosotros (cómo la tristeza, el miedo o la rabia), cumplen una función adaptativa necesaria para nuestra supervivencia como especie. Las emociones que más nos cuestan, nos ayudan a poder transitar e ir hacia el lado contrario. Si no tuviéramos emociones dolorosas tampoco podríamos valorar las emociones más placenteras. Solo sentiríamos un sentimiento X y no tendríamos nada con lo que compararlo, no sabríamos que es estar verdaderamente felices, alegres,motivados o curiosos.

Si intentamos eliminar esas emociones que percibimos como negativas, nunca lo conseguiremos, ya que, ¡forman parte de nuestra vida! Y sin ellas tampoco tendríamos aquellas emociones que más valoramos y que nos hacen sentirnos a gusto con nosotros mismo y con los demás. Si no te gusta sentir dolor, tristeza, rabia, es como sí, les estuvieras dando una mayor fuerza dentro de ti.

Por tanto, si en vez de resistirnos a esas emociones que no nos gustan, les damos un lugar, dejándolas estar aquí y ahora, sin oponernos, ni resistirnos, en ese momento las emociones pierden su fuerza, y nuestro cuerpo puede sentirse con menos tensión y más tranquilo. 

Esta es la manera en que la terapia gestalt trabaja las emociones en cosulta. 

Escrito por: 

Adriana Reyes
Psicóloga Col.19.831
Psicoterapeuta individual y de pareja
Psicoterapeuta Gestalt. 

--
La podeis encontrar en Psicologia Granollers - Gabinete de Jaume Guinot
Psicòleg col·legiat 17674

625 659 811  - Atenció 24h
info@psicologiagranollers.com

Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adults - Teràpia de parella  Psicopedagogia - Logopèdia - Coaching - Sexologia - Psicologia Forense 

[Web] www.psicologiagranollers.com
[Blog] psicologiagranollers.blogspot.com
[Twitter] @psicogranollers
[Facebook] www.facebook.com/PsicoGranollers

Plaça Arts 10 - 08401 Granollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias