Los 8 comportamientos que viste en tu padre y que juraste no repetir con tus hijos.

"Pide por esa boca, cariño mío"

Compras cualquier cosa que pidan y accedes a muchos caprichos para compensar tu falta de disponibilidad. De esa manera intentas limpiar tu sentimiento de culpabilidad por no estar con tus hijos el tiempo que necesitan.

"El profesor le ha cogido manía"

Si ante cualquier dificultad que deban enfrentar tus hijos asumes que la culpa siempre es de alguien o algo externo, no estás fomentando en ellos el sentido de la responsabilidad.

"Niñeros digitales"

No das abasto. Tras una larga jornada de trabajo tienes más trabajo en casa esperando. Y es tentador dejarse llevar por la solución más cómoda: dejar que el televisor, el ordenador o la videoconsola se ocupen de entretener a nuestros hijos.

"Ellos ya saben que les quiero" 
Eres su padre o su madre, y todos damos por sentado que los padres y madres quieren a sus hijos, pero: ¿se lo dices? Ellos, y tú también, necesitan que les digan que son queridos e importantes.

"Solo entiende el castigo"

El castigo es la vía más rápida y cómoda para que un niño o niña deje de hacer lo que no debe. Y puede funcionar si lo que quieres es que deje de comportarse mal… ¡delante de ti¡ Pero al castigarle no estás cambiando un hábito, simplemente delimitas el ámbito donde se produce: cuando tú no estás.

"Poli bueno, poli malo"

En el núcleo familiar deben vivirse unos valores y unas formas de hacer compartidos. La falta de unidad en los progenitores desorienta a pequeños y jóvenes. Puede haber discrepancias, es natural, pero los padres deben enseñar a sus hijos a gestionarlas de forma abierta y transparente.

"Me saca de mis casillas"

Los hijos, a medida que van creciendo, van desarrollando sus propios intereses y deseos y, afortunadamente, empiezan a defenderlos y reclamarlos. Si no los compartes o no te parecen adecuados, chillar y perder los nervios es la mejor manera de autorizar la violencia verbal. ¡No pidas silencio a voces!

"Le entra por una oreja y le sale por otra"

No te esfuerces en articular largos discursos sobre buenos modales y buen comportamiento; no les interesan. Demuestra con tu propio comportamiento lo que está bien y lo que no lo está, eso sí, ten siempre preparado un buen argumento. El "porque lo digo yo" es difícil de entender hasta para ti ¿verdad? 
extraido de noticiasmedicas.com

Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adultos - Terapia de pareja- Psicopedagogía - Logopedia - Coaching -Sexología - Psicologia Forense

Plaça Arts 10 -Granollers
Carrer Granollers 114 - Barcelona

Movil: 625659811       Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu aportación

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias